El nuevo gobernador reinventará el Banco de España para reforzar su peso en Europa

Cos considera la independencia como una "condición necesaria" para el supervisor

Calviño espera una "colaboración fluida" con el banco central nacional

Luis María Linde, antiguo gobernador del Banco de España, durante su intervención en la toma de posesión de Pablo Hernández de Cos (i), como nuevo gobernador del Banco de España, acompañado de las ministras de Economía Nadia Calviño (2i), y Hacienda María Jesús Montero (2d).
Luis María Linde, antiguo gobernador del Banco de España, durante su intervención en la toma de posesión de Pablo Hernández de Cos (i), como nuevo gobernador del Banco de España, acompañado de las ministras de Economía Nadia Calviño (2i), y Hacienda María Jesús Montero (2d). EFE

El nuevo gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, ha decidido en el discurso de toma de posesión saltarse las reglas de protocolo y ha optado por el "uso del tuteo", con lo que quiere, desde el primer momento, distinguirse como un gobernador mucho más cercano que sus predecesores. También ha marcado las diferencias al optar además, por un discurso breve (solo 6 páginas), pero con claros mensajes sobre lo que quiere conseguir en sus seis años que va a permanecer en el cargo.

Ha mostrado su "firme compromiso" por mantener una "estrecha colaboración" con los ministerios de Economía y Hacienda, y ha marcado como objetivos avanzar en la Unión Económica y Monetaria y estrechar los lazos con los socios europeos para reforzar el peso y la capacidad
de influencia de la institución en la toma de decisiones, así como contribuir a la estabilidad financiera y macroeconómica. Eso sí, ha reivindicado "la independencia" del Banco de España, algo que no siempre ha sido así.

Durante su acto de toma de posesión como nuevo gobernador del Banco de España, Hernández de Cos se ha comprometido delante de las ministras de Economía, Nadia Calviño, y de Hacienda, María Jesús Montero, a mantener la "estrecha colaboración" con ambos departamentos, al tiempo que ha agradecido al exministro de Economía Román Escolano, también presente en el acto, la propuesta y defensa de su nombramiento.

"He superado dos décadas en el Banco de España, es mi casa. Es un verdadero honor haber sido nombrado gobernador", ha destacado Hernández de Cos, quien ha dicho que la carrera en la institución monetaria solo puede entenderse desde "múltiples interacciones y debates".

De esta forma, ha marcado como principales objetivos la inserción en el Eurosistema y avanzar en el Mecanismo Unico de Supervisión (MUS), y ha valorado el "extraordinario potencial" que ofrece el contexto actual a una institución como el Banco de España en ese contexto.

Hérnandez de Cos, considera que el Banco de España tiene un gran potencial para influir en Europa, como poco antes había comentado en su intervención Nadia Calviño. Así, el nuevo gobernador ha subrayado que el organismo supervisor debe dirigir "gran parte de sus esfuerzos" a estrechar lazos de "inserción, colaboración y coordinación" con los socios europeos con el propósito de reforzar el peso y la capacidad de influencia en la toma de decisiones.

Hernández de Cos, que ha estado arropado en la toma de posesión de un gran número de personalizadas del sector financiero, además de las dos ministras, también ha hecho hincapié en la necesaria contribución a la estabilidad financiera y macroeconómica, ya que tras una crisis "sin
precedentes", la reputación ha sufrido un "enorme desgaste", por lo que considera que el "verdadero test, aquel en el que nos jugamos el prestigio social y la credibilidad, pasa porque verdaderamente seamos capaces de identificar a tiempo los riesgos y vulnerabilidades, que seamos capaces de alertar sobre ellos y, dentro de nuestras competencias, seamos capaces de actuar para mitigarlos o contribuir de manera decisiva a que se actúe cuando ello corresponda a otras instancias», ha explicado, asumiendo el reto de restaurar la capacidad e incluso la soberanía del Banco de España en esta materia.

Además, ha apuntado que están surgiendo nuevos desarrollos en el sector que harán más exigente la tarea del Banco de España, que ha remarcado que "va a tener que adaptarse y descansar en pilares sólidos" como "el de la independencia, una condición necesaria para alcanzar los objetivos
y ofrecer "las mayores garantías de éxito". Igualmente, ha mostrado su "firme compromiso" en mantener y mejorar el capital humano de la institución.

El nuevo gobernador,  que el pasado 11 de junio prometió su nuevo cargo ante el Rey Felipe VI tras publicarse el decreto de nombramiento el 31 de mayo, ha agradecido la ayuda recibida por parte del equipo del Banco de España, entre ellos el subgobernador, Javier Alonso, y ha hecho extensible el agradecimiento a los representantes de la Comisión de Economía del Congreso, haciendo especial mención a su predecesor, Luis María Linde, por haberle nombrado director de Estadística, el paso "necesario" para llegar a ser gobernador. "Gracias por tu apoyo constante
estos años, espero estar a la altura de la herencia que dejas", le ha dicho.

La bienvenida de Calviño 

La ministra de Economía y Empresa, Nadia Calviño, se mostró confiada en que el Gobierno mantenga una "colaboración fluida" que "nos permita cosechar éxitos, que serán éxitos para España". 

Destacó la experiencia del nuevo responsable del organismo supervisor, para indicar que ello le
permitirá "enfrentarse con acierto a sus responsabilidades". "Estoy convencida de que será capaz de cumplir su tarea con responsabilidad, rigor y acierto", dijo la ministra de Economía.

Calviño aprovechó su intervención en el acto para poner en valor el papel de los bancos centrales nacionales en el contexto de la zona euro, pues son "clave" en los debates de política monetaria.

Éste, dijo, es un asunto que resulta "esencial" en estos momentos de retirada de los estímulos monetarios por parte del BCE, ya que "tendrá un impacto importante en la evolución económica de la zona euro".

Se refirió también a la importancia de la "independencia" del Banco de España, para señalar que es una "cualidad indispensable para defender las ideas que más beneficien a España y al conjunto de
la zona euro", además de "evitar que los riesgos y desequilibrios puedan acumularse".

"De la independencia emana la capacidad para generar confianza y credibilidad", sentenció la titular de Economía y Empresa. También ha querido agradecer a Linde su contribución a la recuperación económica durante sus seis años de mandato y le ha deseado "mucha suerte" en su nueva etapa.

La despedida de Linde 

Mientras que De Cos pronunciaba su primer discurso como gobernador, Luis María Linde, que intervino antes que Calviño y el nuevo número uno del Banco de España, ha destacado que su sucesor ha sido "muy bien recibido" por el Banco de España y por el consejo de gobierno
del Banco Central Europeo, y ha destacado de sus seis años de trayectoria el capital humano del Banco de España, ante el "gran esfuerzo" y el "intenso" trabajo en las consecuencias y la superación de la crisis.

En esta línea, ha recordado los pasos dados en Unión Bancaria, con la puesta en marcha del MUS, los programas de compra de activos o los cambios regulatorios, entre otros, y ha subrayado que se ha dedicado más atención a las decisiones de la política monetaria.

"Hace seis años dije que el Banco de España es una institución fuerte, con magníficos profesionales, pero las tareas son complejas y necesita comprensión y ayuda de todos", ha enfatizado, para remarcar a continuación que se trata de una "gran institución española" ligada
a la UE, y que su "independencia, capacidad técnica y prestigio" supone una defensa de los intereses generales.

"Sé que no confías en la suerte, sino en el esfuerzo diario y el trabajo bien hecho, pero os deseo mucha suerte", ha agregado.

Asistentes

Al acto de toma de posesión han acudido numerosos representantes del mundo de la economía y las finanzas, como el presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, el presidente del Banco Sabadell, Josep Oliu, el presidente de Bankinter, Pedro Guerrero, el de CaixaBank, Jordi Gualel presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Sebastián Albella, o el presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), José María Roldán, el director general de la CECA, José María Méndez, el presidente de Sareb, Jaime Echegoyen, el exgobernaodor Miguel Ángel Fernández Ordóñez, el exsubgobernador y expresidente de la AEB, Miguel Martín,  el vicepresidente ejecutivo de Santander España, Juan Manuel Cendoya, o el consejero independiente del Banco de España, Manuel Pizarro. El gran ausente ha sido BBVA, que, según aseguran no han podido acudir por cuestiòn de agenta. Jaime Caruana, consejero de BBVA y exgobernador del Banco de España tampoco asistió.

Normas