Derechos del fútbol

Telefónica arrebata la Liga a Mediapro con 2.940 millones por tres años

La teleco adquiere los paquetes principales de la subasta, finalizada hoy

LaLiga ha adjudicado cuatro de los ocho lotes, a un precio conjunto de 3.421 millones de euros, un 15% más

Telefónica arrebata la Liga a Mediapro con 2.940 millones por tres años

El fútbol de pago en Primera División cambiará de manos a partir del verano de 2019. Telefónica se ha hecho con los principales paquetes de emisión de los partidos de la competición doméstica más importante para el trienio entre 2019 y 2022.

Según ha desvelado esta noche la patronal de los clubes, LaLiga, Telefónica ha adquirido los dos lotes principales para la emisión residencial de los encuentros de pago: el lote 4, que da derecho al conocido como Partidazo y que ya emite en la actualidad; y el 5, que permite la emisión de ocho partidos de Primera cada semana en exclusiva. La operadora desembolsará 980 millones de euros al año, es decir, 2.940 millones por todo el periodo. Hasta el año que viene estos ocho encuentros son propiedad de Mediapro y se emiten a través de su canal Bein LaLiga, que está incluido en la oferta de Movistar+ tras un acuerdo de Telefónica con la productora catalana.

A partir de 2019, será la compañía de telecomunicaciones la que diseñe ese canal con sus medios técnicos y humanos, en lugar de subcontratarlo. Previsiblemente los ocho partidos del lote 5 se agruparán en un nuevo canal de Movistar+, mientras que el del lote 4 seguirá como hasta ahora, en el canal Movistar Partidazo. También permitirá a otros operadores, como Vodafone u Orange, acceder a estos contenidos a un precio tasado.

Por su parte Mediapro, que ya se hizo con los derechos de la Liga de Campeones a partir de esta próxima temporada, sí ha adquirido los derechos de emisión de la Primera División en bares, así como con los resúmenes en abierto y en exclusiva. Hay que recordar que la productora catalana fundada por Jaume Roures se hizo con los derechos de la Champions para las próximas tres temporadas por una cifra cercana a los 1.200 millones de euros, y todavía no ha encontrado plataforma para su emisión a partir de agosto, aunque las negociaciones con las distintos operadores interesados se mantienen.

Estos lotes, junto a los comprados por Telefónica, suman 3.421 millones de euros para todo el trienio, un 15% más que en la subasta anterior, restando cuatro por vender. Entre ellos, el del partido en abierto.

En cambio, el precio que pagará Telefónica cada año, 980 millones, no solo no aumenta sino que está ligeramente por debajo de lo que debe abonar por la temporada 2018-2019, aún correspondiente al anterior trienio. En ese periodo los precios aumentan de una temporada a otra, algo que no sucederá desde 2019. Desde la operadora indican incluso que la deflación es superior al 5%, ya que con el nuevo contrato Telefónica será la que gestione los ingresos publicitarios.

"Telefónica siempre ha defendido que los partidos de la LFP son un contenido muy atractivo, pero que su adquisición debía realizarse al precio apropiado. La oferta realizada por la compañía cumple estos parámetros", ha explicado la compañía en un comunicado.

Normas