Los socios de la SGAE rechazan las cuentas, la gestión y la propuesta de estatutos de Sastrón

La entidad ha de acordar una nueva propuesta de estatutos que deberá presentar ante el Ministerio

La reforma venía motivada por los cambios introducidos en la Ley de Propiedad Intelectual

Los socios de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) han rechazado en la Asamblea General celebrada este jueves en Madrid las cuentas y la gestión del ejercicio económico de 2017, así como la propuesta estatutaria del presidente de la entidad, José Miguel Fernández Sastrón, tal y como ha informado la SGAE al término de la votación. 

Al igual que sucedió en las Preasambleas Territoriales celebradas la semana pasada, este jueves se ha sometido a la votación de los socios las cuentas anuales correspondientes al pasado año, el Informe de Gestión y de Responsabilidad Social Corporativa y una modificación de los Estatutos de la SGAE. Asimismo, ha sido presentada la Memoria de Actividades de la Fundación SGAE 2017.

En relación a las cuentas de la entidad, de un total de 25.581 votos, 9.735 (38,06%) han sido a favor, 14.559 en contra (56,91%) y 1.287 se han abstenido (5,03%). El Informe de gestión tampoco ha sido respaldado: se han emitido 26.140 votos, de los que 9.059 han sido a favor (34,66%), 16.133 en contra (61,72%), y 948 abstenciones (3,63%).

Del mismo modo, los socios de la SGAE no han aprobado la modificación de Estatutos propuesta por la Junta Directiva de la entidad: de un total de 24.683 votos, 7.770 (31,48%) han sido a favor, 16.442 en contra (66,61%) y 471 se han abstenido (1,91%).

Esta reforma venía motivada por los cambios introducidos en la Ley de Propiedad Intelectual, derivados del Real Decreto-ley 2/2018, de 13 de abril, por el que se incorpora al ordenamiento jurídico español dos directivas europeas relativas a derechos de autor.

En concreto, según el Real Decreto aprobado en Consejo de Ministros el pasado 13 de abril, las entidades de gestión con una recaudación superior a 100 millones de euros tienen la obligación de remitir al Ministerio de Cultura y Deporte, para su aprobación, las modificaciones de sus estatutos aprobadas por sus respectivas asambleas generales, para lo que tienen tres meses desde su entrada en vigor. 

Por tanto, tras el rechazo por parte de los socios de la propuesta estatutaria de Sastrón, la entidad ha de acordar una nueva propuesta de estatutos que deberá presentar ante el Ministerio, una vez votada en asamblea, antes del 15 de julio.

Sastrón señaló durante una entrevista concedida a Europa Press que con su propuesta de estatutos pretendía pasar "de una oligarquía a una democracia", así como conseguir "agilidad" y "reducción de costes" al disminuir el número de miembros de la Junta Directiva. Preguntado por la crítica sobre un posible "madurazo", Sastrón indicó que existe una "limitación de mandatos", por lo que cree "difícilmente" se podía "perpetuar nada".

Resultados de 2017 

En cuanto a los resultados de 2017, la SGAE ha señalado que la entidad repartió el pasado año un 3,8% más de derechos de autor entre sus asociados: un total de 248,2 millones de euros repartidos en 2017 frente a los 239,1 millones de euros de 2016. En el capítulo de ingresos, la SGAE obtuvo en 2017 un 2,9% más que en el ejercicio anterior (246,7 millones de euros frente a los 239,6 millones de euros en 2016).  

Las obras dramáticas de los socios de SGAE generaron en 2017 unos ingresos sociales de 10,8 millones de euros, un 5,3% más que el año anterior (10,2 millones de euros en 2016).

En cuanto a la comunicación pública ha alcanzado los 68,8 millones de euros en 2017, un 4,2% más que en el ejercicio precedente, consecuencia, según destaca la entidad, de la implementación de diversas campañas que han permitido ampliar el licenciamiento y reducir la morosidad.

Los derechos de autor provenientes de la radiodifusión y cable, por su parte, han superado los 99 millones de euros.  

En el caso de los ingresos sociales obtenidos por el área de soportes (la fijación de música en obras audiovisuales), el descenso ha sido de un 22% menos (5,5 millones de euros en 2017). Respecto a los derechos digitales, 2017 se ha caracterizado por la consolidación de un modelo de consumo basado en la puesta a disposición de las obras para su acceso en línea (streaming), en sustitución del modelo de descargas, y la recaudación creció un 20% con respecto al año 2016, superando los ocho millones de euros.

En cuanto a los derechos de autor procedentes del extranjero, han ascendido a 29,8 millones de euros, lo que representa una subida del 2,5%. Por último, en lo que a los conciertos se refiere, el sector ha experimentado un repunte del 5,9% más (21.7 millones de euros en 2017 frente a los 20,5 millones de 2016).

Normas