Ábalos dice que “peleará” por el Corredor Mediterráneo y por acabar con los peajes en Cataluña

Asegura que el ministerio hará una auditoría de los plazos fijados en los proyectos

El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, ha asegurado este sábado que va a "pelear" por construir el Corredor Mediterráneo y por acabar con los peajes en Cataluña cuando finalicen sus concesiones.

"Yo voy a pelear por el Corredor Mediterráneo, ¿cómo no lo voy a hacer? Y claro que voy a pelear para que las concesiones de los peajes se acaben en la fecha de su vencimiento", ha afirmado en su intervención durante la escuela de verano del PSC en Barcelona.

Aun así, ha avisado de que para poder hacerlo tendrán que ganar las próximas elecciones y ha puesto el ejemplo del peaje de la AP-7 entre Alicante y Tarragona, cuya concesión finaliza en diciembre de 2019: "¿La queréis libre? Para eso nos tenéis que votar".

A finales de mayo, justo antes de la moción de censura que llevó a Pedro Sánchez a la Moncloa, el anterior secretario de Estado de Infraestructuras, Julio Gómez-Pomar, anunció que el Ministerio de Fomento licitaría “en los próximos meses” unos 17 contratos de obras de construcción de distintos tramos del Corredor Mediterráneo por un importe total de 2.100 millones de euros. El grueso de estas obras estaba previsto que correspondiera a las conexiones con Almería y Murcia, donde el proyecto acumula un mayor retraso, según reconoció el coordinador del Corredor, Juan Barios.

La fecha de finalización del Corredor Mediterráneo que dio el anterior Gobierno del PP era 2023, si bien el presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, ha puesto en duda que ese objetivo se cumpla y ha pedido que se agilicen los plazos. 

Diálogo con Cataluña

Ábalos ha afirmado que el nuevo Gobierno abre una "gran oportunidad" de dialogar con Catalunya y que se mantendrán coherentes con sus posiciones.

"¿Cuántas veces hemos dicho que no hay solución al problema que tenemos si no es con un Gobierno socialista en Madrid? Lo tenemos ahora. Tenemos esa gran oportunidad. La gran oportunidad es abrir el diálogo, no descalificar", ha defendido.

También ha explicado que no entiende a España sin Catalunya y que trabajará para que se mantenga así: "No quiero que me priven de ser parte de Catalunya. Estoy dispuesto a luchar por ello".

Asimismo, ha reivindicado el papel del PSC en la solución de la situación en Catalunya y ha señalado que quiere que sea "parte de la solución y parte del motor".

Pluralidad

Ábalos ha sostenido que el Gobierno no puede gobernar como si hubiera ganado unas elecciones, ya que considera que deben ser conscientes de que han llegado al Ejecutivo a través de una moción de censura.

Por eso, ha apostado por una "política dialogante" y por la pluralidad, en lugar de la imposición y la unilateralidad.

"Abrimos el Gobierno de la nación a toda la nación. Y lo abrimos desde una perspectiva del siglo XXI", ha reivindicado, y ha asegurado que responde a las sensibilidades de la sociedad actual.

Además, ha añadido que el Gobierno debe ofrecer a la ciudadanía tranquilidad y certidumbres: "Vamos a ser los garantes de la estabilidad".

Normas