Contenidos online

Filmstruck, el Netflix para cinéfilos, llega a España

La plataforma de Turner International y Warner Bros arranca con un catálogo de unas 200 películas

La suscripción mensual es de 5,99 euros y la anual de 59,90 euros

Nueva plataforma de cine en streaming.
Nueva plataforma de cine en streaming.

El número de plataformas de streaming sigue aumentando en España. La última en aterrizar en el mercado es Filmstruck, el servicio de cine online desarrollado por Turner International y Warner Bros, focalizado en el cine clásico y de autor. La plataforma, lanzada por primera vez en 2016 en EE UU, no parece querer competir directamente con Netflix, pues asegura que su propósito es atraer a "los grandes cinéfilos". Un espacio donde sí chocará previsiblemente con el servicio español Filmin.

A diferencia del proyecto de Reed Hastings, el catálogo de Filmstruck no incluye nuevas series ni películas estrenadas después de 2012. El servicio solo ofrece películas clásicas, de arte y ensayo, películas independientes, de culto y documentales. El servicio se estrena este miércoles con un catálogo aproximado de 200 películas del extenso catálogo de Warner y del prestigioso distribuidor estadounidense Criterion. También incluye contenido local apoyándose en proveedores locales como A Contracorriente Films, Caramel o Wanda.

"Nuestra apuesta no es tanto la cantidad como la calidad, pero iremos ampliando y renovando la oferta con otros catálogos", explica Guillermo Farré, director de Marcas de entretenimiento para el sur de Europa y África en Turner, quien destacó que Filmstruck, a diferencia de Netflix y otros servicios de vídeo bajo demanda, no apoyan sus recomendaciones en algoritmos sino en personas, en su equipo editorial. "Buscamos autores relevantes, películas icónicas, filmes que hayan funcionado muy bien en los festivales", añade Aksel Van Der Wal, vicepresidente ejecutivo de negocios digitales e innovación internacional en Turner.

La plataforma de streaming inició su expansión internacional con su lanzamiento en Reino Unido el pasado febrero, y este martes aterrizó también en Francia, donde su servicio contará con estudios como Carlotta Fils, MK2 o StudioCanal. Los impulsores del proyecto confían en el éxito de su propuesta tanto en España como en Francia, dada la “gran tradición de afición al cine” que hay en ambos países y también por la velocidad a la que se están desarrollando en sendos mercados los servicios de vídeo bajo demanda.

Entre los contenidos que se puede encontrar en Filmstruck están los trabajos de directores legendarios como Krzysztof Kieslowski y Stanley Kubrick, y películas como Ciudadano Kane (Orson  Welles), Casablanca (Michael Curtiz), La parada de los monstruos (Tod Browning),  Callejón sin salida (John Cromwell)  o El río, de Jean Renoir. Además, los suscriptores al servicio tendrán acceso a contenido extra: entrevistas a actores, análisis de películas por especialistas o ilustraciones. "Queremos que Filmstruck sea un servicio global con sabor local", insistieron sus impulsores.

Los usuarios interesados en el servicio pueden registrarse en la plataforma para probarla gratis durante un periodo de 14 días. Después, la suscripción cuesta 5,99 euros al mes, aunque también se ofrece la opción de una suscripción anual, que le permite beneficiarse de dos meses gratis, por 59,9 euros. Por estos precios, los usuarios tienen derecho a ver los contenidos en tres pantallas simultáneamente.

En el lanzamiento, Filmstruck está disponible en distintas plataformas como Amazon Fire TV, Apple TV, web y dispositivos iOS y Android. La aplicación aún no está disponible para Chromecast, de Google, ni para las smart TV, aunque lo estará pronto y las primeras serán las de Samsung. El servicio tampoco se ofrece a través de las plataformas de los operadores, pero los directivos de Filmstruck no descartan que puedan llegar a futuros acuerdos con estas compañías. 

Filmstruck es una muestra clara de que los titulares de los derechos de las grandes películas de la historia del cine se están abriendo a nuevas formas de consumir contenidos, más allá de la televisión, su vía de explotación clásica, algo importante si quieren llegar a un público joven acostumbrado a ver el cine donde quiere y cuando quiere a través de las múltiples plataformas que ya hay en el mercado.

Respecto a la calidad de las copias que ofrece el nuevo servicio, Farré detalla que están ofreciendo "las mejores copias que existen hoy en el mercado. Es algo que tenemos garantizado con Warner y Criterion" . Los contenidos están hoy disponibles en HD, aunque el directivo aclara que los planes es ofrecerlos en un futuro en 4K. 

Normas