La presión bajista arrecia contra Bankia y Sabadell: alcanza máximos del año

Las posiciones cortas se sitúan en el 4,2% y en el 1,59%

Alcanzan máximos históricos sobre Inditex, en el 1%

La presión bajista arrecia contra Bankia y Sabadell: alcanza máximos del año

En los 15 días que distan desde que los inversores bajistas comunicaron su posición sobre el capital de las cotizadas españolas, en España ha cambiado el Gobierno y la formación de un Ejecutivo de corte populista en Italia ha atenazado a los mercados. Los bancos, siempre los más sensibles al riesgo, estuvieron especialmente penalizados. Algo que se ha traducido en el ataque bajista a algunas de las entidades financieras.

La posición de los inversores bajistas —aquellos que toman prestados títulos de una compañía para luego recomprarla y embolsarse lo que se ha devaluado en ese tiempo— ha alcanzado máximos del año en tres bancos españoles: Bankia, Sabadell y Bankinter.

El mayor peso de las posiciones cortas está en el banco pilotado por Jose Ignacio Goirigolzarri, donde alcanzan su nivel más alto desde diciembre de 2017, en el 4,12% del capital. Los inversores se centran ahora en tratar de vislumbrar si la nueva ministra de Economía, Nadia Calviño, modificará los planes para colocar en el mercado paquetes de al menos el 7% del banco, tal y como planeaban tanto Luis de Guindos como Román Escolano.

Las mayores apuestas las capitanean dos grandes hedge funds. Por un lado, AQR, uno de los mayores fondos de cobertura del planeta, ha vuelto al capital de Bankia, Lo abandonó en abril, cuando apostaba contra el valor un 1,39% de su valor, y ahora supera el 1,4%. El fondo norteamericano Viking sube su apuesta hasta el 1,4%.

Por detrás, las apuestas contra Sabadell representan el 1,59% del capital, máximos desde noviembre. El banco catalán ha sido uno de los que más ha sufrido los vaivenes en Italia y ha perdido un 5,7%, penalizado por el elevado peso de la deuda italiana en su balance.

Finalmente, y con una posición más reducida, las posiciones bajistas en Bankinter alcanzan el 0,5%, el nivel más alto desde diciembre. La CNMV obliga a las compañías a comunicar el peso de los bajistas cuando superan de forma agregada el 0,2% del capital.

Mientras que la apuesta arrecia sobre los bancos pequeños, le da un respiro a los grandes, que estuvieron en la picota a inicios de año. En Santander se mantienen ligeramente por encima del 0,2%. Y en BBVA, en el 0,3%.

La relajación de los bajistas contra la gran banca no se traslada a otros valores. En Inditex, donde AQR deshizo hace un par de semanas la mayor posición bajista de un solo fondo, la suma de todas las posiciones cortas alcanzan por primera vez desde que la CNMV registra estos datos el 1% del capital. No así en Iberdrola, donde se encuentran en su nivel más bajo desde marzo.  

Normas