El sector aeronáutico vasco superará los 14.700 empleos durante este año

Las ventas crecerán un 4 % en 2018 y por encima del nivel de los 2.500 millones

El tráfico aéreo mantiene sus previsiones al alza a medio y largo plazo

El presidente de Hegan, Jorge Unda, junto a la directora del cluster, Ana Villate, y su sucesor Carlos Alzola.
El presidente de Hegan, Jorge Unda, junto a la directora del cluster, Ana Villate, y su sucesor Carlos Alzola.

El sector aeronáutico vasco sigue aprovechando el buen momento del tráfico aéreo de personas y mercancías. En las dos últimas décadas, esta industria solo ha tenido dos hitos negativos. La producción cayó en 2002 a cuenta de los atentados de 11 de septiembre en Nueva York en 2001 y volvió a desplomarse en 2009 por los coletazos de la pasada crisis económica.

Salvo esos dos ejercicios puntuales, la demanda de aviones no ha dejado de aumentar. La cultura de los viajes de ocio y la buena marcha de la economía mundial, que impulsa los vuelos de negocios y de transporte de mercancías, plantea un panorama muy optimista para las próximas dos décadas.

Con este escenario, las 64 empresas asociadas al cluster vasco del sector Hegan prevén crecer este año un 2 % en empleo y un 4 % en ventas, para superar los 14.700 trabajadores y un volumen de facturación de 2.500 millones. Y son estimaciones "muy prudentes", según Jorge Unda, presidente de Hegan, que cederá este puesto, de carácter rotatorio, a Carlos Alzola.

De hecho, los socios de Hegan contabilizaron en 2017 incrementos de casi el 8 % en facturación y del 6,2 % en empleo. Estas empresas suman 178 fábricas repartidas por el mundo.

Como ejemplo de esta dinámica positiva, las grandes multinacionales del sector Airbus y Boeing entregaron 1.481 aeronaves en 2017. La asociación internacional del sector IATA prevé que el tráfico de pasajeros crecerá a un fuerte ritmo anual (en 2017 el aumento fue del 7,6 %).

Hasta 2036, Airbus y Boeing tienen pedidos en firme por 35.000 aviones nuevos.

Normas