La Audiencia centra sus pesquisas en las inversiones inmobiliarias de Catalunya Caixa

Archiva parte de la causa pero mantiene la investigación sobre Serra y otros cuatro exdirectivos

El juez Moreno aprecia “operaciones aparentemente muy irregulares”

tribunales
El expresidente de Catalunya Caixa Narcís Serra a su llegada a la Audiencia Nacional.

La investigación abierta en la Audiencia Nacional sobre la gestión de la malograda Catalunya Caixa se concentrará fundamentalmente en la existencia de “operaciones aparentemente muy irregulares” de inversión inmobiliaria entre los años 2000 a 2007.

Así lo ha comunicado este lunes el juez instructor de la causa, Ismael Morneo, al acordar mantener abierta esta línea de investigación que afecta al expresidente de la entidad (y exministro socialista) Narcís Serra y a otros cuatro exdirectivos de la caja.

El juez avanza, eso sí, que centrará sus pesquisas en la operativa inmobiliria realizada a través de la Promotora Catalunya Mediterránea SAU (Procam) mientras que archiva el resto de la causa, que abordaba determinados acuerdos adoptados entre 2008 y 2013, ante la ausencia de indicios de que los investigados actuaran con voluntad de perjudicar a la entidad financiera. En cualquier caso, además, los posibles delitos relacionados con esta parte de la investigación estarían ya prescritos.

Catalunya Caixa, luego Catalunya Banc, acabó siendo rescatada por el Estado, limpiada de ladrillo a través de Sareb, el llamado banco malo, y posteriormente vendida a BBVA.

Los proyectos inmobiliarios bajo sospecha implicaron la participación directa de Catalunya Caixa, normalmente mediante su promotora Procam, mediante la toma de participaciones accionariales mayoritarias en sociedades en las que también estaban presentes socios ajenos a la caja.

Aunque también en esta pata de la investigación puede haber irregularidades prescritas, existen actuaciones bajo sospecha sobre las que le juez quiere arrojar más luz. Destaca una inversión en Polonia, de julio de 2016, que incluyen site proyectos con “operaciones aparentemente muy irregulares” en los que podrían darse delitos de “administración desleal”. Estos indicios también afectan a varios casos posteriores a 2007, en relación a Vertix Procam (Landomus).

El magistrado, siguiendo la posición del Ministerio Fiscal, considera necesario investigar los indicios de criminalidad que pesan sobre Serra, José María Loza Xuriach, Lluis Gasull Amorós, Eduardo Aznar Berruezo y Joan Valls Porcel. La causa queda sobreseída para el resto de investigados anteriores.

Normas