Tecnología

Xiaomi dispara sus ventas de 'smartphones' un 124% y se consolida como cuarto fabricante mundial

La compañía china pasa de tener una cuota del 3,4% al 7,4% en un año

Las ventas de móviles inteligentes vuelven a crecer en el primer trimestre

Un cliente maneja un móvil MiMix 2S de Xiaomi.
Un cliente maneja un móvil MiMix 2S de Xiaomi.

Xiaomi se muestra imparable en el negocio de los smartphones. El fabricante chino, que prepara su salida a Bolsa, elevó sus ventas un 124% en el primer trimestre del año, consolidando su cuarta posición en el ranking mundial. La compañía, que se ha propuesto dar alcance a gigantes como Samsung, Apple y Huawei, los tres líderes en este mercado, vendió entre enero y marzo un total de 28,5 millones de smartphones, impulsando su cuota de mercado desde el 3,4% que tenía en el primer trimestre de 2017 al 7,4% con que cerró el pasado marzo. Su impulso hizo caer a Oppo, otro gigante chino, que pasó a ocupar la quinta plaza. Oppo vendió 28,2 millones y registró una cuota del 7,4% frente al 8,2% que tenía en el primer trimestre de 2017.

Según Gartner, el refresco de portfolio de smartphones de Xiaomi y su agresividad en precio están impulsando el negocio de este fabricante. “Esta estrategia ha permitido a Xiaomi crecer un 330% en la región Asia/Pacífico”. Sin duda, a ello también ha contribuido su fuerte expansión internacional. Solo en España, esta compañía aterrizó con tiendas propias el pasado noviembre y ya cuenta con cuatro establecimientos abiertos y planea una quinta junto a la emblemática Apple Store de la Puerta de Sol, en Madrid. Xiaomi ya tiene una cuota de mercado en España del 14,1%, superando a Apple.

El resto de marcas tuvo una evolución dispar. Samsung se mantuvo líder durante el primer trimestre, con 78,56 millones de unidades vendidas, pero su cuota retrocedió ligeramente, pasando del 20,8% al 20,5%. Ni los lanzamientos de sus Galaxy S9 y S9+, y del Note 8 pudieron evitarlo. Gartner advierte que el fabricante surcoreano seguirá bajo presión a lo largo de 2018, debido a la fuerte competencia de los fabricantes chinos y la expansión de estos en Europa y Latinoamérica. Según la consultora tecnológica, Samsung tiene el desafío de elevar el precio promedio de venta (ASP, en sus siglas en inglés) de sus smartphones.

Apple, por su parte, ha logrado mantener la segunda posición en el ranking mundial, tras vender más de 54 millones, un 4% más frente al mismo periodo del año anterior. La compañía de la manzana mejoró su cuota de mercado del 13,7% al 14,1%, tras un último trimestre plano en 2017.El director general de Gartner, Anshul Gupta, señala que “pese a que la demanda del iPhone X excedió la del iPhone 8 y 8 Plus, la compañía tuvo dificultades para llevar a cabo importantes reemplazos de smartphones, lo que provocó un crecimiento más lento de lo esperado en el primer trimestre de 2018. “Con su exclusivo foco en los smartphones Premium, Apple necesita mejorar significativamente la experiencia de su próxima generación de iPhones para que el consumidor se anime a reemplazar sus equipos actuales y mantener un crecimiento sólido en el futuro”.

En cuanto a Huawei, la firma china se mantuvo tercera tras vender 40,4 millones de unidades. Según Gartner, en su caso también el refresco de su portfolio (P20, P20 Pro y Honor 10) ayudó a la compañía a cerrar marzo con una cuota de 10,5% (frente al 9% que tenía en el primer trimestre de 2017), “pero necesitará aumentar su participación en el mercado Asia/Pacífico y resolver sus problemas en el mercado de EE UU” para fortalecerse como marca y poder quitar mercado a Samsung y Apple.

La consultora destaca igualmente que la debilidad del mercado de teléfonos móviles en China ha continuado, lo que ha limitado el potencial de crecimiento de algunas de las marcas como la citada Oppo y Vivo, en las que el 70% de sus ventas proceden del país asiático. Para contrarrestar esta situación Vivo planea su desembarco en Europa.

Gartner resaltó cómo, en conjunto, las ventas mundiales de smartphones crecieron en el primer trimestre un 1,3% frente al mismo periodo del año anterior, hasta los 383,5 millones de unidades. Los teléfonos inteligentes representaron el 84% del total de móviles vendidos. Según Gupta, “la demanda de smartphones de alta gama continuó sufriendo debido al escaso incremento de beneficios que supone para el usuario cambiar a un teléfono mejor”, mientras los de gama de entrada (los que están en torno a los 100 dólares) y los inmediatamente superiores (unos 150 dólares) aumentaron sus ventas debido a la mejor calidad de estos modelos.

Normas