S&P levanta la “vigilancia negativa” sobre la deuda catalana

Mantiene el rating en el bono basura, B+

La perspectiva sigue siendo estable

S&P levanta la “vigilancia negativa” sobre la deuda catalana

S&P ha mejorado levemente su visión sobre la deuda catalana. La agencia de calificación ha retirado "la vigilancia negativa" que había decretado sobre estos bonos autonómicos tras el referéndum del 1 de octubre. Eso sí, mantiene la perspectiva como negativa y la nota general manteiene el lastre de bono basura, en B+. Esta agencia de calificación mantiene a la deuda catalana cuatro escalones por encima del grado de inversión.

La agencia estadounidense ha justificado por la mejora en al ejecución presupuestaria de la región, amparada por las inyecciones de liquidez del FLA, y que no se ha visto menoscabada por las tensiones políticas.

S&P considera, sin embargo, que persistirán las tensiones políticas por un largo periodo de tiempo, por lo que mantiene la perspectiva negativa. Y la justifica en el temor a que puedan comprometer su capacidad para atender a los vencimientos de deuda. 

Mantiene el escenario de empeorar más aún la calificación sobre la deuda catalana en caso de una nueva escalada de las tensiones políticas con el Gobierno central. Lo que, según su visión, podría comprometer su solvencia financiera a corto plazo. Peor también abre la puerta  a una mejroa de la nota en caso de que estas tensiones se reduzcan.

 

Normas