Telefónica suspende la relación laboral con Eduardo Zaplana

Tendrá carácter inmediato tras la detención del exministro hoy por presunto blanqueo de capitales y malversación

Trabajaba en el equipo de Asuntos Públicos de la teleco

Eduardo Zaplana, a la salida del registro de su vivienda.
Eduardo Zaplana, a la salida del registro de su vivienda. Europa Press

Telefónica ha decidido suspender la relación laboral con Eduardo Zaplana, ex ministro de Trabajo, que se incorporó a la teleco en la primavera del año 2008, durante la presidencia de César Alierta. Fuentes de la empresa señalan que la suspensión tendrá “carácter inmediato”.

Zaplana ha sido detenido hoy por la Unidad Central Operativa (UCO) en una operación contra el blanqueo de capitales y malversación de fondos públicos.

El ex presidente de la Comunidad Valenciana trabajaba en la actualidad en el equipo de Asuntos Públicos de la teleco, un área que está bajo la responsabilidad de Pablo de Carvajal desde principios de este año.

Su puesto inicial fue el de delegado de la compañía para Europa, es decir, un cargo no operativo, sino representativo. Entre sus tareas figuraba la mejora de las relaciones de Telefónica con Bruselas. Además, Zaplana ocupó el puesto de consejero de la filial Telefónica Europa. El ex político salió del consejo de la filial europea en 2012.

Algunas fuentes del sector señalan que Telefónica ha podido aplicar en este caso relacionado con Zaplana las medidas disciplinarias derivadas del nuevo código ético. La operadora ha reforzado en los últimos tiempos las líneas normativas internas, con la aprobación de este nuevo régimen disciplinario, que se aplica también para directivos. Un proceso que ha sido impulsado por José María Álvarez-Pallete, presidente de la compañía.

Entre las medidas de disciplina está la suspensión de empleo y sueldo, previa al despido. Con estas medidas, Telefónica ha querido mandar un mensaje de que hay “tolerancia cero” con los investigados en procesos penales. Es decir, cualquier directivo o consejero investigado penalmente por delito grave puede ser suspendido sin esperarse a la condena. Anteriormente, se esperaba a que el procedo avanzase penalmente, e incluso que hubiese condena, para tomar una decisión sobre la relación laboral y la posible suspensión o despido del afectado.

Los cambios incluyeron también la creación de un comité de acción disciplinaria eb Telefónica. El citado comité está presidido por Marta Machicot, responsable global de Recursos Humanos del grupo.

Además, bajo esta política de lucha contra posibles delitos, la teleco creó la figura del chief compliance officer (responsable de cumplimiento normativo y auditoría interna), cargo para el que fue nombrado Manuel Crespo en junio de 2016.

Otras salidas

De esta forma, Zaplana parece seguir el mismo camino que otros ex responsables públicos, que se vieron obligados a salir de Telefónica, al verse afectados en diferentes casos. Entre ellos figura Rodrigo Rato, ex vicepresidente del Gobierno, nombrado integrantes del consejo asesor de la teleco en Latinoamérica. Rato dejó la empresa en 2014 tras ser imputado.

En la misma línea, Iñaki Urdangarín abandonó Telefónica en 2012 al verse inmerso en un proceso judicial por el denominado caso Palma Arena. Urdangarín fue consejero de Telefónica Internacional y Telefónica Brasil, además de delegado de la teleco en EE UU.

 

 

Operación de la guardia civil

En la operación de la UCO fueron seis personas, entre ellas Eduardo Zaplana, acusadas de blanqueo de capitales, malversación y prevaricación. Otro de los detenidos es el empresario Vicente Cotino. A Zaplana se le investiga por presuntamente aflorar dinero negro proveniente de contratos irregulares de su etapa al frente de la Comunidad Valenciana. Entre las adjudicaciones presuntamente irregulares figuran las relacionadas con la concesión de ITV y el plan eólico valenciano, informa El País.

Normas