YSL trae a Madrid su hotel de belleza efímero

La firma del grupo L’Oréal invita a conocer la historia de la marca a través de una experiencia sensorial

Se trata de una iniciativa de marketing, puesta en marcha en París y en Tokio

Belleza
Estancia del hotel YSL Beauty.

Chanel dio a las mujeres libertad, pero Yves fue el que les dio poder”. La cita es de Pierre Bergé, empresario y cofundador de la marca Yves Saint Laurent, cuya división de cosmética, perteneciente al grupo L’Oréal, reivindica ese empoderamiento femenino en la última iniciativa de marketing que la firma acaba de lanzar en Madrid. Ubicado en el espacio de eventos de El Club Allard, en la calle Ferraz, ha abierto el primer hotel de la belleza, un espacio efímero que invita, hasta el próximo miércoles, a jugar y a explorar con los productos de maquillaje y de perfumería de la firma. “El YSL Beauty Hotel es un espacio provisional donde invitamos a los amantes de la belleza a un viaje por los principales hitos de la historia de la marca. Un espacio donde pasado, presente y futuro se fusionan en un auténtico templo para los adictos a este mundo”, afirma Ainhoa Aramburu, directora general de YSL Beauté España.

Este hotel-museo, que ya ha pasado por ciudades icónicas en el mundo de la belleza como París o Tokio. El espacio invita a los visitantes, en principio consumidoras, prescriptores y vendedores de la firma, a realizar un viaje experiencial y sensorial desde 1961, año en el que se crea la marca, hasta la actualidad. Durante el recorrido podrán disfrutar de un homenaje a Adolphe Mouron Cassandre, diseñador de la imagen de la casa y creador, en 1962, de su mítico logotipo con las iniciales YSL (la Cassandra), además de conocer las últimas innovaciones de YSL Beauté.

Como no podía ser de otra manera, una de las habitaciones de este hotel estará dedicada al rojo de labios, creado hace 40 años por el diseñador para convertir a las mujeres en heroínas. Utilizó el color rojo como manifiesto de una femineidad libre y trasgresora hasta convertir este color de labios en el color de la belleza por excelencia. Otra de las estancias estará dedicada al Touché Eclat, el revolucionario pincel iluminador que la marca lanzó en 1992, y uno de los bestsellers de los productos de cosmética; en otra, el protagonista será uno de los perfumes estrella del siglo XXI, Black Opium.

En otra de las estancias, los asistentes pueden conocer la nueva fragancia Y, ilustrada con la presentación del nuevo embajador de la firma, el cantante de la banda Maroon 5, Adam Levine, que representa con su espíritu libre los valores que YSL quiere transmitir en su nuevo perfume: una fragancia moderna para un hombre moderno, sin ataduras, que no teme al fracaso. Es lo que representa el líder de esta banda de rock, además de influencer: solo en Instagram cuenta con 11 millones de seguidores. Es además un icono de estilo, sin miedo a arriesgar. De hecho, fracasó con un primer grupo musical y no dudó en volver a intentarlo. Es el mensaje que YSL quiere contagiar a través de un perfume al resto de la población masculina.

 

 

Normas