TCI se desprende del 2,7% de Aena tras el choque con el Gobierno

El precio de venta ha sido 174,12 euros, con una valoración total de 696,48 millones

El fondo activista cuenta con el 10,96% de las acciones

TCI se desprende del 2,7% de Aena tras el choque con el Gobierno

TCI, a través de sus fondos TCI Luxemburgo y Talos Capital, ha decidido dar un paso atrás en Aena tras el choque que les enfrentó al Gobierno del verano pasado. Ha cerrado, a través de UBS y Citigroup, la colocación acelerada del 2,7% de las acciones del gestor aeroportuario. La operación se ha cerrado a un precio de venta unitario de 174,12 euros por acción, con lo que suma un total de 696,48 millones de euros, lo que supone un descuento del 3% sobre el precio de mercado del martes (179,5). 

Después de la venta, TCI y Talos Capital tendrán 12.441.536 acciones de Aena, que representan aproximadamente un 8,29% de su capital social, según el hecho relevante hecho público el miércoles.

El fondo activista entró en la compañía tras su salida a Bolsa, en febrero de 2015. Controlaba un 10,96%, según los registros de la CNMV. El vehículo ya hace algunas semanas realizó la primera desinversión en la compañía desde el 11,3% con el que contaba. Tras la colocación se quedará con un 8,36%. Se mantendrá, eso sí, como segundo mayor accionista del grupo.

Desde el debut de la compañía en el parquet, sus acciones se revalorizan un 209%, con respecto al precio fijado para su colocación el parquet, los 58 euros. Ayer cerró a 179,5 euros, lo que valora la compañía en más de 27.000 millones.

TCI comparte el accionariado de Aena con otros fondos internacionales. La gestora de Deutsche Bank cuenta con un 4,39%. HSBC retiene un 5,24%. El freefloat se sitúa en torno al 29% del capital.

El fondo ha pactado asimismo un compromiso de permanencia en el capital (lock-up, en la jerga) para no realizar nuevas colocaciones en Bolsa en los próximos 90 días. Los bancos colocadores prevén dar el resultado de la colocación en 24 horas.

Sin embargo, el principal accionista de Aena sigue siendo el Estado español, que controla un 51% a través de Enaire. El pasado verano TCI confrontó con el Ministerio de Fomento al defender que Aena debía presentar una opa competidora por Abertis contra la de la italiana Atlantia. Después de eso fue ACS quien pujó por la operadora de autopistas y finalmente se ha quedado con el grupo gracias a un pacto con los italianos.

Tras el verano, el por entonces presidente de Aena, Jose Manuel Vargas, presentó su dimisión alegando "motivos personales". El elegido para sustituirle fue Jaime García-Legaz, exsecretario de Estado de Comercio. El anterior presidente fue impulsor, junto al fondo británico, del intento de ataque por Abertis.

Normas