Iberdrola reclama más capacidad en eólica marina en Alemania

El grupo que preside Galán pide otros 300 MW a las autoridades germanas

Ya tiene 350 MW operativos y ha conseguido 486 MW en las últimas subastas

Ignacio Galán, presidente de Iberdrola.
Ignacio Galán, presidente de Iberdrola.

Iberdrola quiere más capacidad de generación en eólica marina en Alemania, un país que ha apostado por el desmantelamiento de su parque nuclear para aumentar la producción de energía por las vías renovables.

El grupo que preside Ignacio Galán consiguió adjudicarse 486 MW el mes pasado en la segunda subasta del Gobierno de Berlín para la puesta en marcha de dos parques off shore en el Mar Báltico. Iberdrola estudia ahora ofertas para el suministro de los aerogeneradores.

Uno de los fabricantes de turbinas que concurrirá será Siemens Gamesa. La multinacional española ya cuenta con un complejo eólico en aguas territoriales de Alemania. El parque Wikinger, el segundo de Iberdrola, entró en actividad a finales del año pasado y tiene una capacidad de 350 MW. Sobre estos 836 MW entre operativos y en proyecto, el grupo con sede en Bilbao reclama ahora otros 300 MW a las autoridades germanas.

En este sector y en otro continente, Iberdrola ha solicitado a las autoridades de Massachusetts (Estados Unidos) la realización de un estudio de impacto ambiental para el parque de eólica marina que quiere construir frente a las costas de ese Estado y en aguas del Atlántico.

El proyecto Vineyard, en el que la eléctrica española participa al 50% con un socio local, contempla la construcción de un complejo renovable con una capacidad de 800 MW. Sus turbinas se implantarán sobre el fondo marino a quince millas de la localidad Martha’s Vineyard.

Según el calendario del proyecto, Iberdrola prevé el inicio de la construcción de este parque de eólica marina durante el próximo año para su entrada en actividad a lo largo de 2021. Cuando esté operativo, Vineyard reducirá la emisión de 1.600 millones de toneladas de carbón al año, el equivalente a eliminar el tráfico de 325.000 automóviles.

Massachusetts quiere impulsar el uso de la generación por vía off shore en su territorio, para que llegue a totalizar 1.600 MW a medio plazo y cubrir así el consumo anual de electricidad de hasta 750.000 hogares.

Normas