Cinven retiene Ufinet en Latinoamérica para hacer compras en la zona

Vende la parte española a Antin

La operación está valorada en unos 2.000 millones

Fibra óptica
Fibra óptica

Una de las operaciones más esperadas en el private equity español se ha resuelto de una manera imprevista. Cinven, el fondo que controlaba Ufinet desde su compra a Gas Natural en 2014, ha decidido vender el negocio de fibra óptica de la compañía en Latinoamérica a uno de sus vehículos, el fondo VI. La pata española se la quedará Antin, que supone un 40% de sus ingresos.

Jorge Quemada, responsable de la oficina de Cinven en España, explica a CincoDías que la razón para retener el negocio internacional responde a las posibilidades que les ofrece el mercado latinoamericano tanto desde el punto de vista orgánico como en el inorgánico. Destaca el potencial de la zona por el amplio despliegue de fibra necesario por acometer, frente a España, donde ya está realizado.

"La idea del fondo VI es hacer más inversiones en esa parte del negocio", afirma y avanza que esperan cerrar compras de empresas en el continente a partir de julio, cuando prevén que se cierre la operación, y antes de fin de año. En tres años ya ha adquirido cinco empresas en la zona. Descarta asimismo haber retenido esta parte de la compañía se deba a la baja cuantía de las ofertas.

La operación, en su conjunto, está valorada en unos 2.000 millones. Cinven ha informado en una nota de prensa que supone plusvalías por más de 1.100 millones, frente a los 500 que pagó a Gas Natural hace cuatro años.

El jueves pasado Cinven había recibido las ofertas vinculantes por la compañía. Antin, además de Digital Bridge, Omers y Permira habían pasado a la fase final, según pudo saber CincoDías. Pero por la empresa habían mostrado interés la mayoría de los grandes fondos internacionales y Quemada indica que recibieron siete ofertas vinculantes. Herbert Smith Freehills y Deutsche Bank han asesorado a Antin y Freshfields, a la parte vendedora.

El origen de este negocio se remonta a las redes de fibra óptica que Gas Natural había desplegado junto a sus oleoductos. En los 90 los sistematizó en la compañía Desarrollo del Cable, a la que cedió también las redes de Enagas, por las que la gasista pagaba un alquiler.

Sin embargo, la compañía de Marcelino Oreja se reserva un derecho de compra sobre ocho redes de fibra oscura, que podrá ejercer en 10 años previo pago del valor de la infraestructura a precios del mercado. Corresponden a algo menos de 11.000 kilómetros, frente a los 17.500 que tiene en España y los 67.000 en todo el mundo. Fuentes del mercado lo valoran en algo menos de 100 millones. Fuentes de la parte compradora indican que fue un elemento "estudiado y tomado muy en cuenta" a la hora de cerrar la operación.

En la actualidad, Ufinet cuenta con 1.020 empleados, de cuales 900 trabajan en Latinoamérica. Y un total de 66.000 kilómetros de fibra desplegados, de los que 49.000 se encuentran al otro lado del charco.

La estrategia de Cinven tras la compra en 2014 pasó por desgajar la parte latinoamericana. Y potenciarla con la compra de filiales en la zona en países como Colombia, Argentina, Chile, Costa Rica, Ecuador, Panamá y Paraguay.

En cuanto al negocio español, Antin cuenta con experiencia en el negocio de redes de fibra. Es la cuarta operación en el sector que realiza en el mundo. Gestiona también empresas líderes en Holanda, Bélgica, Estados Unidos y Reino Unido. Fuentes de la compañía indican que prevén mantener la sede en Madrid y no realizar grandes cambios en la marcha del negocio.

Normas
Entra en El País para participar