Las aerolíneas cargan contra las "recurrentes" amenazas de huelga de los controladores

La asociación ALA respalda a Fomento al estimar que los desajustes de plantilla en el control aéreo están en vías de solución

Reclama "proporcionalidad" en las protestas y respeto al derecho a la movilidad de los ciudadanos

Controladora aérea en la torre de Madrid-Barajas.
Controladora aérea en la torre de Madrid-Barajas.

La Asociación de Líneas Aéreas (ALA) ha entrado a mediar en el el conflicto entre los controladores aéreos y su empresa, Enaire, dependiente del Ministerio de Fomento. Y lo ha hecho poniéndose más cerca de los argumentos del Gobierno que de las posiciones de los trabajadores. Y es que la posibilidad de movilizaciones este verano en los centros y torres de control españolas se ha convertido en el principal asunto de preocupación entre las compañías aéreas. Entre los datos sobre los controladores que remarca ALA, dando idea de que se trata de un colectivo bien tratado, figura un coste laboral medio de casi 200.000 euros por controlador en 2015, según cifras que maneja Eurocontrol.

ALA, que representa a 70 aerolíneas españolas e internacionales, lamenta el "recurrente uso de la amenaza de huelga" por parte de los controladores aéreos en Cataluña "como herramienta de negociación". El Centro de Control Aéreo de Barcelona, responsable del tráfico en el Este peninsular y Baleares, ha avanzado posibles paros este verano por la falta de efectivos. Una advertencia que podría lastrar el que se antoja como nuevo año récord para el turismo en este país. En este contexto, las aerolíneas "instan a los trabajadores a resolver las reivindicaciones laborales con proporcionalidad, evitando así limitar el derecho de libertad de movimientos de los ciudadanos", cita ALA en un comunicado.

El gerente del colectivo, Agapito Maricalva, habla del uso de los pasajeros como "rehenes de reivindicaciones laborales" que debería resolverse entre empresa y sindicatos. Pese a asegurar respeto al derecho de huelga, desde la agrupación de aerolíneas se señala que ese derecho "no es absoluto" y, en todo caso, no debe entrar en colisión con el derecho a la movilidad de las personas.

ALA remarca que el del control aéreo es un colectivo bien tratado, con un coste laboral medio de casi 200.000 euros por controlador en 2015, según cifras de Eurocontrol

Anuncio de refuerzos

Enaire lleva días manifestando que va a incorporar este verano nuevos controladores, lo que a juicio de ALA convierte en demasiado drástica una determinación como la de ir a la huelga. La asociación también reconoce el "papel crítico para el transporte aéreo" que cumplen los controladores para que el transporte aéreo de desarrolle con los mayores niveles de seguridad y eficiencia: "Por ello está (la profesión) fuertemente regulada y supervisada, además de bien remunerada".

Recuperación de la actividad tras la crisis

Las protestas del colectivo de controladores, canalizadas en su mayor parte a través del sindicato USCA, ponen de manifiesto el constante incremento de tráfico aéreo sin que se hayan producido los refuerzos necesarios entre la plantilla del control aéreo.

La aerolíneas son conscientes de ello, pero apuntan que el alza en el número de vuelos de 2016 y 2017 simplemente ponen a los aeropuertos españoles en los niveles de 2007.

El colectivo empresarial apunta que, como respuesta al incremento de tráfico, Enaire ha aprobado 370 nuevas plazas de controladores en 2016, 2017 y 2018. Este año se incorporan 109, según datos de Enaire, de los que 58 irán destinados a las torres y centro de control de Cataluña. ALA también recuerda que entre 2012 y 2014 fueron privatizadas 12 torres de control, cuyos efectivos, untotal de 189 conbtroladores, pasaron a otros centros y torres de Enaire.

Desde ALA se han resaltado algunas de las supuestas ventajas de las que goza este colectivo profesional en España.Los tiempos de actividad y descanso de los controladores aéreos se rigen por el Real decreto 1001/2010, que recoge "las prácticas y regulaciones internacionales más avanzadas en la materia", como la FAA norteamericana o la CAP670 británica.

Las aerolíneas remarcan que el convenio en vigor para el personal de Enaire es garantista con los citados tiempos de actividad y descanso, ofreciendo márgenes "más amplios" que los recogidos por el Real Decreto. En el caso de los descansos mínimos el convenio establece entre un 25% y un 33% de la jornada, frente al 20% que señala el texto legal. En la cuestión de actividad, el convenio pone límite en las 170 horas mensuales, frente a las 200 que marca el Real decreto 1001/2010.

ALA tambieén se refiere a datos de Eurocontrol (informe ATM Cost-Effectiveness 2015 Benchmarking Report) para afirmar que los controladores de Enaire tienen una productividad media, medida en horas de vuelo ponderadas por controlador operativo, de 945 horas. Una cifra que compara con las 1.027 horas  de media entre las cinco grandes entidades de control europeas: la británica NATS, la alemana DFS, la francesa DSNA y la italiana ENAV, además de la española Enaire.

Normas