Bunzl desembarca en la industria alimentaria para crecer en España

La empresa distribuye material profesional en distintos sectores

El año pasado facturó 186 millones en el país

Bunzl desembarca en la industria alimentaria para crecer en España

La multinacional de la distribución de consumibles no alimentarios para empresas Bunzl, que a nivel global facturó el año pasado 9.700 millones de euros, basará su crecimiento para los próximos dos años en España en la apertura de vías de negocio que aún no prestaba en el país.
Uno de ellos será la distribución de servicios y materiales para la industria de alimentación, que a nivel mundial supone su principal fuente de negocio. “Durante los dos últimos años hemos estado invirtiendo en industria alimentaria, tanto en recursos como en investigación de producto y de mercado. Durante 2018 y 2019 veremos frutos”, afirma a CincoDías Pedro de Bernardo, director general Bunzl Distribution Spain, la división de higiene y limpieza del grupo en España, bajo la que se encuadrará esta nueva línea de negocio.

Esta es la que mayor volumen de ingresos proporciona al grupo a nivel nacional, con una facturación el año pasado de 66 millones de euros, de los 186 millones que generaron el conjunto de las actividades de Bunzl en España. Como cuenta De Bernardo, la previsión de la división que dirige es alcanzar los 100 millones en 2020, gracias en buena parte al impulso de las actividades en la industria alimentaria.

“En ella estamos viendo un proceso de concentración, y eso precisa de soluciones más globales y muy adaptadas, y de operadores que puedan ofrecer una estandarización de procesos a nivel internacional”, apunta el ejecutivo. Este explica que durante los primeros meses la estrategia se centrará en Madrid y alrededores y en Cataluña, y principalmente en las industrias cárnicas. “Estamos viendo las necesidades que hay y cuáles podemos cubrir”, añade Pedro de Bernardo, quien también menciona la industria auxiliar del automóvil como otra en la que la compañía centrará sus esfuerzos de crecimiento.

Compras

Para hacerlo, Bunzl seguirá la misma línea que en los 11 años que lleva operando en España: la compra de pequeños operadores para concentrar sus actividades bajo el paraguas de Bunzl, dejando al frente de las mismas a sus propietarios anteriores. “Nuestra intención en los países que estamos es intentar crecer a través de la apertura del resto de divisiones. Casi siempre es a través de un crecimiento inorgánico, es decir, abriendo mercados a través de la adquisición de compañías. Actuamos como concentrador de mercados que están muy atomizados”, describe De Bernardo.
Así lo ha hecho en una decena de ocasiones en la última década, la más reciente la adquisición el año pasado de la compañía castellonense Tecnopacking, especializada en envases y embalajes, y con una facturación cercana a los 40 millones de euros.

Con esta compra, Bunzl abrió una cuarta vía de negocio a sus operaciones en España, la del packaging industrial, que se sumó a la ya existente de protección de riesgos laborales, con la distribución de productos como calzado, cascos o guantes, que factura 58 millones al año; la de sanidad, que solo opera a través de internet; y la mencionada de higiene y limpieza, la principal del grupo y que surte a empresas + restauración, hoteles, hospitales, residencias geriátricas o gimnasios, entre otros sectores, de productos de limpieza, consumibles de celulosa, envases de plástico o bolsas. “Todos aquellos productos que usan las empresas que no venden al publico y que son imprescindibles para su actividad diaria”, resume de Bernardo.

A nivel global, el grupo estructura sus operaciones en siete líneas de negocio: servicios a hostelería, restauración y las industrias alimentarias, que genera el 29% de los ingresos; el suministro a supermercados de productos como etiquetas, envases o bolsas, que supone el 27% del negocio; higiene y limpieza (12%); seguridad (12%), retail (10%), salud (7%) y otros (3%) como administraciones públicas.

Crecimiento destacado

Mejores márgenes. En su informe anual, el grupo Bunzl destaca “el fuerte crecimiento de ventas en España en los sectores de higiene y limpieza y el de protección de riesgos laborales, gracias a un aumento de los clientes y de la oferta de producto. Los márgenes mejoraron y el beneficio operativo fue significativamente mayor”, reza el documento, sin especificar la ganancia del ejercicio. La filial española tampoco lo detalla. En 2016, la división de higiene y limpieza registró un beneficio de tres millones de euros, según los datos del registro mercantil.

Clientes. Entre los 8.000 clientes de Bunzl en España, se encuentran empresas como Quirón Salud, NH, El Corte Inglés, Carrefour o Sanitas. La compañía tiene dos centros logísticos: uno en Ciempozuelos (Madrid) y otro en Barcelona. En total emplea a 400 personas.

Normas