Ferrovial, obligado a provisionar 236 millones por costes en su filial británica Amey

Convoca una conferencia con inversores para explicar el alcance de la medida

Cargará la dotación en las cuentas del primer trimestre

Rafael del Pino se dirige a los accionistas de Ferrovial en la pasada junta de accionistas de la constructora.
Rafael del Pino se dirige a los accionistas de Ferrovial en la pasada junta de accionistas de la constructora.

El grupo Ferrovial ha comunicado a la CNMV que prevé registrar una provisión adicional de 208 millones de libras (236 millones de euros) en relación con el contrato relativo a la rehabilitación y posterior mantenimiento y reposición de determinadas infraestructuras de la ciudad de Birmingham  gestionado por una filial de Amey, filial a su vez de la entidad presidida por Rafael del Pino. Según el hecho relevante remitido, la provisión se incluiría en la información financiera de Ferrovial  relativa al primer trimestre de 2018, que será publicada el próximo 10 de mayo.

Dicha provisión, explica la entidad, "refleja la necesidad de reconocer inversiones adicionales durante la fase inicial del contrato, así como la previsión de que el Ayuntamiento de Birmingham aplicará elevadas deducciones y penalizaciones".

Ferrovial explica que "durante las negociaciones mantenidas con el ayuntamiento de Birmingham en 2017, se esperaba que determinadas inversiones tuvieran lugar tras el cierre del Core Investment Period (CIP) y durante la fase operacional del contrato, como parte de los servicios conocidos como 'Lifecycle'. Recientes comunicaciones del cliente muestran con claridad que dicha expectativa ya no es realista y que el CIP permanecerá abierto hasta que los hitos (milestones) de los trabajos sean completados.

Debido a que el Contrato se contabiliza ahora conforme a la Norma Internacional de Información Financiera (NIIF) 15, con separación de las obligaciones de ejecución en los periodos de capex (CIP), Lifecycle y opex, debe contabilizarse por la cantidad que se espera invertir durante el CIP, aun cuando se prevé que a lo largo de la duración total del Contrato una parte relevante será recuperada en el periodo de Lifecycle.

La previsión de Amey, tras la sentencia del Tribunal de Apelación favorable al cliente, era que las penalidades y deducciones extraordinariamente elevadas aplicadas en los dos primeros meses de 2018 se reducirían a un nivel más razonable en línea con años anteriores. "Sin embargo —explica la sociedad en el hecho relevante citado— parece ahora que el cliente continuará aplicando deducciones por un importe elevado. Por ello, la sociedad ha revisado la cantidad estimada y la ha provisionado.

Ferrovial explica que "Amey no está de acuerdo con dicho nivel de deducciones y las impugnará conforme a los mecanismos previstos en el contrato. En este sentido explica que ha solicitado permiso para recurrir ante el Tribunal Supremo la mencionada sentencia". En paralelo la sociedad asegura que su filial Amey tiene previsto realizar desinversiones parciales en varios proyectos PFI (Private Finance Initiative).

Normas