Sacyr reestructura el consejo sin dar más peso a Moreno

La compañía iguala a la baja el peso con que cuentan los distintos accionistas

Pierden su sillón los hijos de Manrique y Loureda, ambos cofundadores de la empresa

Cristina Alvarez Alvarez, José Joaquín Güell Ampuero y María Jesús de Jaén Beltrá, nuevos consejero independientes de Sacyr.
Cristina Alvarez Alvarez, José Joaquín Güell Ampuero y María Jesús de Jaén Beltrá, nuevos consejero independientes de Sacyr.

Sacyr ha reestructurado su consejo de administración mediante la salida de tres consejeros representativos de tres de sus accionistas y su sustitución por otros tantos vocales independientes, sin dar así al accionista José Moreno Carretero, el segundo sillón que había solicitado.

La compañía ha aprobado esta reforma de su máximo órgano de gestión, anunciada hace casi un año, con el fin de trasladar al consejo los cambios registrados en su accionariado y de adaptar su composición a los nuevos criterios de buen gobierno.

No obstante, la adecuación se ha realizado a la baja, esto es, reduciendo la representación que actualmente tenían tres accionistas, en vez de atender la petición de Moreno Carretero de contar con un mayor peso.

Buena parte de la participación de Moreno es por derivados y el consejo ha considerado que a Moreno no se le podían otorgar más consejeros. Pero en compensación, el resto de principales accionistas han perdido un sillón.

De esta forma, la compañía iguala a la baja el peso con que cuentan los distintos accionistas, al tiempo que dobla el número de vocales independientes, que pasan a sumar seis sillones del total de catorce que componen el consejo, frente a otros seis dominicales. Además, eleva a tres el número de mujeres en este máximo órgano de gestión.

En concreto, en virtud de los cambios, que en junio se someterán a la ratificación de la junta de accionistas, han salido del consejo tres consejeros representantes del presidente, Manuel Manrique, del expresidente José Manuel Loureda y de Demetrio Carceller, respectivamente, informa Europa Press.

Se trata de los hijos de Manrique y Loureda, ambos cofundadores de Sacyr, así como de Raimundo Baroja, vocal dominical representante de Carceller.

Para cubrir estas tres vacantes, Sacyr ha fichado como tres nuevos consejeros independientes a la exdirectora de Telefónica España Cristina Alvarez Alvarez, al experto en banca de inversión José Joaquín Güell Ampuero, y a María Jesús de Jaén Beltrá, profesional que actualmente asesora sobre proyectos sostenibles.

Discrepancias

Sacyr culmina así la remodelación del consejo que anunció hace casi un año, en junio de 2017, cuando, ante la petición de Moreno Carretero y con ocasión de su junta de accionistas, el presidente avanzó la intención de "abrir una reflexión" para adecuar la composición del máximo órgano de gestión a los cambios accionariales y a las últimas recomendaciones de buen gobierno.

Moreno Carretero había por entonces solicitado más peso en el consejo de Sacyr tras elevar su participación en la compañía. No obstante, el accionista y la constructora discrepan sobre el porcentaje que tiene en la empresa.

Según los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Moreno Carretero suma una participación del 16,17% en Sacyr sumando su participación directa y la que tiene en instrumentos financieros y contratos de derivados, porcentaje que le situaría como primer accionista del grupo.

No obstante, la compañía sólo le reconoce la participación directa del 5,5%, que es la que, según asegura la empresa, aparece en el registro de Iberclear.

Moreno Carretero y Sacyr han mostrado también discrepancias en otros aspectos, como es el informe de remuneraciones del consejo de la compañía, que contó con el voto contrario de este socio al considerar que adolecía de distinta información, como las retribuciones de Manrique y Loureda como consejeros de Repsol, petrolera en la que el grupo es segundo accionista.

Reparto de sillones

Tras estos cambios, Demetrio Carceller, el por el momento primer accionista de Sacyr, con el 14,7% de su capital, se queda con dos consejeros, además del puesto del grupo Satocán, con el que tiene sindicada la participación.

De su lado, el expresidente Loureda, segundo accionista con un 7,8%, se queda con un sólo puesto que ocupa él mismo, y el presidente, que tiene una participación del 1,5%, se queda con el puesto de consejero ejecutivo y pierde el de representación accionarial.

En cuanto al resto de socios, el grupo Fuertes mantiene el sillón que Tomás Fuertes ocupa en representación de la participación del 6,2% que tiene en la empresa.

Moreno Carretero mantendrá el puesto que él mismo ocupa desde que en 2011 desembarcó en Sacyr en el marco de las ampliaciones de capital que entonces acometió el grupo.

José del Pilar Moreno Carretero es un ingeniero de caminos que durante trece años (1976-1989) trabajó en Ferrovial, hasta que en 1990, con otros profesionales de este grupo, constituye Altec, un holding de construcción y servicios.

Sacyr reestructura su consejo en tanto está inmerso en su nueva estrategia de crecimiento, centrada en el refuerzo de su internacionalización, y tras reducir su deuda con la liquidación el pasado año de la partida vinculada a su inversión en Repsol.

Normas