Ebro Foods redujo su beneficio un 16% en el primer trimestre

Sus ventas llegaron a 628 millones, un 1% menos

El incremento del precio de las materias primas ha lastrado los resultados del grupo

El fabricante alimentario Ebro Foods, propietario de marcas como SOS o Brillante, cerró el primer trimestre del año con un descenso del 16% en sus beneficios, que caen hasta los 43,5 millones de euros, según ha informado hoy la compañía. Su facturación también se contrajo un 1%, hasta los 28,7 millones. 

Según explican desde Ebro Foods, el fuerte incremento del precio de las materias primas en la división de arroz, la principal del grupo por volumen de negocio, ha lastrado "de manera sustancial" sus resultados. Sobre todo, el grupo ha acusado el alza en los precios de los arroces aromáticos procedentes de Asia y los arroces largos americanos. La empresa ha informado que en la actualidad se encuentra en proceso de confirmación de nuevas tarifas, "por lo que prevemos que esta situación se suavice en trimestres posteriores". También achaca la peor evolución del negocio a la falta de personal en alguna de sus plantas, el incremento de los costes logísticos y los mayores precios de los carburantes. Esta división facturó 346 millones y obtuvo un ebitda de 44,8. 

En cuanto a la otra gran pata de negocio del grupo, la pasta, "la división vive un contexto de estabilidad sin previsión de fluctuaciones de precio al alza en un futuro inmediato". Su facturación ha sido de 296,2 millones. Ebro Foods destaca la expansión de su marca de pasta súper premium, Garofalo, en países como Francia, España y EE UU.

Normas