PRISA apuesta por el crecimiento en todos los negocios tras recuperar su capacidad financiera

Mirat defiende en la junta un proyecto "para generar valor para los accionistas"

La compañía propone reducir el número de consejeros de 17 a 13

Manuel Polanco, presidente de PRISA (derecha), y Manuel Mirat, consejero delegado (izquierda)
Manuel Polanco, presidente de PRISA (derecha), y Manuel Mirat, consejero delegado (izquierda)

La dirección del grupo PRISA envió este miércoles un claro mensaje a los accionistas. Tras resolver la difícil situación financiera de los últimos años, el objetivo de la compañía, editora de Cinco Días, es acelerar el crecimiento en todos los negocios, especialmente la educación y la información en el mundo de habla hispana.

Así, el presidente del grupo PRISA, Manuel Polanco, defendió ayer el fortalecimiento financiero de la compañía, que ha sido posible con la última ampliación de capital de 563 millones de euros, junto con el acuerdo de refinanciación de la deuda. En su discurso en su primera junta de accionistas como presidente, Polanco indicó que 450 millones se dirigirán a reducir deuda, mientras que el resto se destinará a invertir en las distintas unidades de negocio del grupo.

“Esta ampliación muestra el compromiso de nuestros accionistas con la compañía”, dijo Polanco, quien destacó también la entrada de nuevos inversores. “Su entrada ha sido fundamental, agradezco su apoyo”, afirmó.

Polanco, igualmente, señaló que la compañía ha propuesto reducir el número de consejeros de 17 a 13, con el consiguiente cambio en las diferentes comisiones. En este sentido, la junta ratificó los nombramientos de los nuevos consejeros, Javier Monzón, Javier de Jaime Guijarro, Javier Gómez-Navarro y Sonia Dulá, como independientes, Francisco Gil Díaz como externo, y Fernando Martínez Albacete, como consejero dominical en representación de Amber Capital UK.

El presidente dijo que la posición de liderazgo de PRISA en negocios como la educación y la información en el mundo de habla hispana y portuguesa, con la decidida apuesta por la transformación digital, “nos abre de par en par la ventana al éxito”.

A su vez, el consejero delegado, Manuel Mirat, señaló que ya se han dado los primeros y más relevantes pasos para incrementar significativamente los resultados operativos y generar valor para el accionista. “Soy consciente del extraordinario esfuerzo y de los múltiples sacrificios que llevan haciendo durante mucho tiempo los accionistas de PRISA, por mantener firme el rumbo de este proyecto. Por ello, ofrezco desde aquí mi firme compromiso y el de todos los profesionales del grupo de devolverles con resultados ese sólido respaldo”, afirmó.

Mirat insistió en que dentro de los objetivos está no sólo aumentar la rentabilidad y el valor para los accionistas, sino también contribuir a la mejora de la sociedad a través del trabajo riguroso y responsable de sus marcas y de sus profesionales, en campos tan sensibles como la educación y la información.

Además, dejó la puerta abierta a participar en un posible proceso de consolidación “Tenemos un amplio margen para aumentar el valor y la rentabilidad de la compañía mediante el crecimiento no orgánico en un sector como el de la Información, en el que las consolidaciones son aún una asignatura pendiente”, señaló.

El ejecutivo señaló que la compañía ha descartado la venta de Santillana. “El mantenimiento de Santillana en el perímetro de la compañía es fundamental. No solo porque supone el 55% de los ingresos y el 78% del ebitda del grupo, sino porque la educación representa una de las áreas de negocio con mayor potencial de crecimiento y rentabilidad”, señaló.

Con respecto al pacto con los acreedores para modificar las condiciones de los compromisos financieros, Mirat señaló que este acuerdo recoge una extensión del vencimiento de la deuda de 2018 hasta 2022 y no contempla amortizaciones obligatorias hasta diciembre de 2020, con un calendario de repago posterior ajustado a niveles de generación de caja de los negocios del grupo.

Mirat también se refirió a la venta de Media Capital a Altice. “La operación sigue su curso, pendiente de la resolución de las autoridades de competencia, que se espera para las próximas semanas”, explicó el directivo, quien añadió que la compañía también ha acometido una profunda renovación de la dirección.

El consejero delegado recordó que este conjunto de movimientos ha sido paralelo a una favorable evolución en Bolsa, una exigencia adicional para el equipo de gestión. El valor de los títulos de PRISA aumentó un 17%, al cierre de la sesión del martes, con relación al que tenía antes de la ampliación.

PRISA cerró 2017 con unos ingresos de 1.166 millones de euros y un ebitda ajustado de 230 millones, un 0,3% más. El resultado neto, descontando los extraordinarios, fue de 29 millones, mientras que el resultado neto contable registró un saldo negativo de 102,9 millones como consecuencia de los saneamientos en activos, de las pérdidas por el registro de la venta de Media Capital y del impacto fiscal extraordinario resultante del nuevo decreto-ley de sociedades.

El grupo impulsa la información económica

Manuel Mirat trazó algunas de las líneas estratégicas de los distintos negocios de PRISA. El directivo dijo que la compañía quiere aumentar su cuota en los mercados en los que está presentes, con apuestas informativas y con una racionalización de activos que no sólo permita mejorar la calidad de los productos, con un crecimiento orgánico más rentable a futuro.

En el ámbito de la información, defendió el liderazgo de los medios del grupo, asegurando que el objetivo es reforzar la posición de primacía en el mundo de habla hispana y portuguesa. Así, dijo que el proyecto de PRISA incorpora un espacio de información económica ambicioso, con vocación de liderazgo en el mundo de habla hispana. “Hemos realizado un tremendo esfuerzo para adaptarnos con éxito al desarrollo digital, y estoy convencido de que podemos ser uno de los actores más avanzados en el mundo en este terreno”, señaló.

Mirat dijo que PRISA cuenta con una marca influyente y reconocida a nivel mundial como EL PAÍS. “Ninguna otra tiene su fortaleza en el mundo de la información en habla hispana”, dijo el directivo, añadiendo que “estamos en obligación de construir en torno a ella una plataforma que desarrolle todos sus potenciales en América Latina y España.

Además, destacó que PRISA es la primera empresa de radio en el mercado de habla hispana y cuenta con una cabecera deportiva como AS que también registra una tendencia claramente positiva. “Es líder en el mercado latinoamericano, donde se ha acometido una ambiciosa estrategia de expansión, exclusivamente digital”, explicó.

El ejecutivo señaló que Santillana es un activo clave, tanto estratégicamente como por su peso financiero. Así, destacó que su cuota combinada en los territorios en los que desarrolla su actividad alcanza el 25%.

Defensa del rigor en la gestión

Sinergias. Manuel Mirat señaló que el plan de futuro no puede olvidar el rigor en la gestión, y explicó que la compañía ha puesto en marcha un nuevo plan de eficiencia que se centra prioritariamente en la estructura corporativa. “Estamos revisando de forma exhaustiva todas las unidades del grupo con el objetivo de identificar y extraer sinergias adicionales, y de mejorar la forma en la que operamos en la actualidad”, precisó.

Valores del grupo. Manuel Polanco dijo que en un escenario tan complejo como el actual, desde el punto de vista social y político, “es especialmente trascendente la existencia y la fortaleza de un grupo con los valores que defiende y representa PRISA”.

Antecesores. Polanco homenajeó a sus antecesores, señalando que el empuje de todos ellos ha creado un gigante de la comunicación, referente para varias generaciones.

Normas