Galán valora el "encaje estratégico y geográfico " de Eletropaulo

El ejecutivo reclama una retribución adecuada para ampliar la vida de las nucleares

Iberdrola gana 8238 millones en el primer trimestre, un 1,2% más

Resultados de Iberdrola
Ignacio Sánchez galán

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, valoró este martes “el encaje estratégico y geográfico” para su filial brasileña, Neoenergia, de la adquisición de Eletropaulo, compañía por la que puja con sendas opas con la italiana Enel y Energisa. Durante la presentación de los resultados trimestrales del grupo, Galán subrayó que la compañía actuará siempre en busca del “mejor interés de todos los accionistas”. Iberdrola ganó 838 millones, un 1,2% más que en igual periodo del año pasado.

 Galán señaló las sinergias significativas que supondrían la compra de Eletropaulo, aunque subrayó que se trata de una operación de Neoenergia, donde Iberdrola es un socio importante con una participación del 52,4%, pero en la que también participan el Banco do Brasil y Previ, al considerar que “encaja y se complementa perfectamente”.

Galán descartó cualquier tipo de fusión en Estados Unidos a través de su filial Avangrid. Aunque señaló que “estamos negociando fusiones, si aparece alguien siempre estamos abiertos a hablar. No somos una compañía que tiene los bolsillos cargados de dinero y siempre negociamos para conseguir buenos tratos.

Galán, advirtió asimismo que las centrales nucleares deben “tener una retribución adecuada” para poder llevar a cabo “las enormes inversiones” necesarias para seguir operando más de 40 años y recordó que la Comisión de Expertos sobre Transición Energética ha concluido que son necesarias para cumplir el objetivo de renovables.

Según el ejecutivo, además de abogar por el mantenimiento de las nucleares, la comisión da “prácticamente por cerrado el carbón antes de 2030”. Y recoge la importancia de mantener los mecanismos de capacidad y demanda y unna reforma fiscal medioambiental.

Evolución de resultados

La buena evolución de las cuentas de Iberdrola responde, según la compañía, a la mejora del beneficio neto ordinario, que crece un 28,5%, hasta 769,9 millones, con lo que compensa los 255 millones de plusvalías que registró en el primer trimestre de 2017.

El Ebitda se situó en 2.323,5 millones, un 24% más. El buen comportamiento operativo de todos los negocios compensó el impacto negativo del tipo de cambio permitiendo el crecimiento de todas las áreas: generación y clientes, un 51,6%; redes, el 17,5% y renovables, el 13,9%.

Las inversiones crecieron un 14,1% en el periodo, hasta 1.185,3 millones. De este importe, un 40% se destinó a redes; un 37% a renovables y un 23% a generación y clientes, de acuerdo con el plan estratégico 2018-2022, en el que prevé invertir 32.000 millones (un 90% a actividades reguladas o con contratos a largo plazo).

La eficiencia operativa de Iberdrola mejora un 25% gracias al crecimiento y a la contención de gastos. La relación entre gasto operativo neto y margen bruto mejora 80 puntos básicos. El flujo de caja operativo sumó 1.877,1 millones hasta marzo, un 12,9% superior a 2017.

En cuanto a las filiales, Avangrid ganó 243 millones de dólares, un 7% más, y Neoenergia, 288 millones de reales brasileños, el doble que en 2017.

El trimestre estuvo marcado por la buena evolución operativa de todos los negocios: más del 75% del Ebitda procedió de los negocios regulados y con contratos a largo plazo. Iberdrola prevé este año un Ebitda superior a los 9.000 millones y un beneficio neto de casi 3.000 millones.

El dividendo con cargo a 2017 ascenderá a 0,323 euros brutos por acción, un 4,2% más, tras aprobar la junta una nueva edición del programa Iberdrola Retribución Flexible, que se traducirá en el pago de 0,183 euros brutos por acción el próximo julio.

 

 

Normas