Schneider llega a España y quiere el 7% del mercado de las ‘teles’

La compañía, con más de 80 años de historia, busca diferenciarse con sus productos con diseño años 50

Lanzará en mayo televisores, equipos de sonido y productos informáticos.

Schneider llega a España y quiere el 7% del mercado de las ‘teles’

Al fabricante francés de tecnología de consumo Schneider no parecen asustarle los desafíos. La compañía anunció ayer su desembarco en España, donde comercializarán a partir de mayor sus televisores, equipos de sonido y ordenadores. No parece preocuparles, por ejemplo, que el negocio de las teles esté dominado por Samsung y LG, con cuotas de mercado superiores al 30%, y que haya otros pesos pesados del sector como Sony o Panasonic tratando de arañar negocio a esos dos líderes.

Schneider aspira a hacerse con el 7-8% del mercado de televisores en España en tres años, según dijo a CincoDías Phillippe Samuel, CEO de ADMEA, la firma francesa propietaria de Schneider. La cifra es superior al 5% que ostenta en Francia. Para lograrlo, la compañía quiere jugar la baza de la diferenciación y el de la “buena relación calidad/precio”. Aunque cuenta con una gama de televisores de vanguardia tecnológica con 4K UHD de hasta 65 pulgadas, y algunas de ellas curvas, el plato fuerte de Schneider es su línea Feeling’s, inspirada en el diseño años 50, que incluye televisores, altavoces y reproductores de música vintage.

“No pretendemos pegarnos con esos gigantes sino ser una alternativa muy cercana al consumidor”, asegura el directivo, que también aspira a hacerse con el 15% del mercado español de barras de sonido para 2019. Samuel resalta igualmente las grandes expectativas que tienen para sus productos informáticos (portátiles de consumo, entre otros), “donde GFK ya nos sitúa en una buena posición en algunos segmentos”.

Entre los planes de Schneider también está lanzar antes de que acabe el año un smartphone de marca propia en España. “Será un terminal para gente mayor”, explica. “Somos conscientes de que este es un mercado muy competido y no pretendemos traer toda nuestra gama de telefonía móvil. Nuestra intención es cubrir ciertas necesidades que detectamos”.

El aterrizaje de Schneider en España se produce de la mano del grupo español PITMA y la comercialización de sus productos se apoyará en el gran retail (ya han hecho pruebas con Worten y The Phone House), el canal online (están cerrando un acuerdo con PcComponentes) y las telecos (ya han vendido barras de sonido con Orange). También apostarán por los programas de fidelización y puntos y por hacerse un hueco en el sector hotelero donde el diseño es un factor importante. 

Samuel apunta que Schneider tiene acuerdos de comercialización en Francia con todas las grandes empresas de distribución del país, entre ellas Carrefour, "y estamos convencidos de que podremos aprovechar dichas alianzas con sus filiales en España para impulsar nuestro negocio aquí".

Schneider reconoce que 2018 es un bueno momento para lanzar sus televisores en España, pues este año se celebrará el Mundial de Fútbol. "Haremos una campaña bastante llamativa para darnos a conocer, con extensión de garantía, pero creo que llegamos un poco tarde. Hay poco margen. Sí estaremos mejor posicionados para el próximo Black Friday y la campaña de Navidad", continúa Israel Casado, director ejecutivo de Schneider Iberia.

El ejecutivo destaca que en televisores apostarán fundamentalmente por tres líneas de producto: la gama retro Feeling's en cinco colores (rojo, blanco, rosa, azul y negro), modelos 4K con smartTV y televisores de precio de entrada. Su televisor vintage ha recibido el premio de diseño Observeur du design (2017 y 2018) y el premio Red Dot. Los precios de las teles de la compañía oscilan entre los 149 y los 1.300 euros.

Casado asegura que la estrategia de su compañía es ir poco a poco. "Sin prisa, pero sin pausa. Asentando el crecimiento. Queremos hacer las cosas bien, no rápidas". De momento, no planean traer a España su línea de productos de gama blanca (lavadoras, frigoríficos...) No lo harán, dicen, mientras no se resuelva un problema de marca con la española Schneider España de Informática, con la que tratarán de alcanzar un acuerdo. 

Schneider, fundada en 1934 por los hermanos Jacques y Sacha, es una de las marcas europeas pioneras en el diseño de radios y televisores. La firma fue comprada por el grupo holandés Philips, quien en plena reorganización vendió la marca en 2015 a la empresa ADMEA, que es propietaria también de otras enseñas de renombre como Thomson y Radiola. Schneider cuenta hoy con una plantilla global de 130 personas; la oficina española tiene seis empleados.

Normas