La Liga trabaja ya con clubes de fútbol y bancos para preparar salidas a Bolsa

La patronal cree que sería bueno “para la transparencia y para obtener más recursos”

Los equipos de primera deben menos de 100 millones a Hacienda

Messi y Ronaldo en un partido de la temporada 20162017
Messi y Ronaldo en un partido de la temporada 2016/2017

La patronal de los clubes profesionales de fútbol, LaLiga, trabaja con varios clubes de primera y con operadores financieros para planificar futuras salidas a Bolsa. Así lo ha reconocido el director general del organismo, Javier Gómez, quien ha confirmado el interés de distintos equipos por comenzar el proceso, así como el papel de LaLiga como intermediador en el mismo. “Nosotros tenemos contacto con operadores financieros que trabajan en la banca de inversión, y clubes interesados en trabajar en ese plano. Nosotros estamos preparados y podemos ofrecer ese servicio de asesoramiento”, ha afirmado Gómez en la presentación del informe financiero de los clubes profesionales.

El presidente de LaLiga, Javier Tebas, afirmó hace pocos días que, en 2020, “habrá algún club en Bolsa”. Su director general ha explicado que, en la actualidad, “todos los clubes de primera división cumplen los requisitos para salir a Bolsa. Alguno ha mostrado interés. Lo que se tienen que preguntar sus propietarios es si quieren perder el control del accionariado, o qué les puede aportar”. Aunque, pese a lo que afirma Javier Gómez, estarían automáticamente descartados Real Madrid, FC Barcelona y Real Madrid, que no son sociedades anónimas, un requisito imprescindible para poder cotizar.

A su juicio, una hipotética salida al parqué le aportaría a los clubes “tener mayor transparencia, lo que implica una mayor credibilidad a todos los sectores porque estás muy controlado. Salir a Bolsa te da la posibilidad de obtener más recursos en el mercado financiero, te permite que entren inversores externos que puedan aportar recursos..”, ha descrito Javier Gómez, para quien la volatilidad a la que podría enfrentarse la acción de estos equipos no sería una preocupación. “En los clubes que ya cotizan, el efecto real de esa volatilidad no afecta a quien tiene la mayoría de las acciones”.

Menos deuda con Hacienda

Estas propuetas se enmarcan dentro del proceso de saneamiento y crecimiento que están viviendo los equipos de la primera división. Según el último Informe Económico de LaLiga, la deuda pendiente con Hacienda en diciembre de 2017 era de 96 millones, repartida entre 12 equipos profesionales. Para la temporada 2019-2020, se estima que la deuda con la Agencia Tributaria sea inferior a 54 millones, y que corresponderá a los clubes que se mantienen un convenio de pago a a sus acreedores tras haber salido de concurso.Estos son el Real Betis, Deportivo de la Coruña, Levante, Girona y el Celta de Vigo en primera división, y el Real Zaragoza, Real Valladolid, Cádiz, Real Oviedo, Rayo Vallecano, Albacete y Córdoba.

Por otra parte, los ingresos totales de la primera y la segunda división en la temporada pasada alcanzó los 3.662,3 millones de euros, cifra que incluye los traspasos de jugadores, un 15% más que en la anterior, de los cuales el 8% fueron generados por la segunda categoría. Según el responsable de la salud financiera de los equipos, "este ha sido el mejor año de la historia del fútbol español en términos económicos y financieros", ha aseverado Javier Gómez, quien también ha destacado que no se registró ningún impago por parte de los clubes a futbolistas. Si se elimina a Real Madrid y Barcelona de al ecuación, los ingresos totales ascendieron a 2.243 millones, por lo que estos dos equipos generan el 40% de la facturación de todo el fútbol profesional. El año pasado la proporción era del 42%.

El crecimiento económico de los clubes que no son mi Madrid ni Barça es evidente, si se atiende a los datos. Estos han aumentado sus ventas un 88% en los últimos cinco años, y han reducido el impacto del gasto de personal y amortizaciones de fichajes en sus cuentas de resultados: en 2012, esta partida absorbía, de media, el 71% de los ingresos de estos clubes, porcentaje que ha bajado al 52%. Con todo esto, los equipos obtuvieron un ebitda de 533 millones de euros y un beneficio antes de impuestos de 176 millones. A cierre de 2012, las pérdidas antes de impuestos fueron de 216 millones. También ha aumentado su patrimonio neto: de 42 millones a 684, siempre hablando de los clubes que no son ni Real Madrid ni Barcelona.

Normas