Facebook se enfrenta a una demanda colectiva por su tecnología de reconocimiento facial

Un juez admite el proceso en EE UU por violar la ley de privacidad de Illinois

La red social admite también que recopila información incluso de personas que no son usuarios de la red

Diferentes logos de Facebook.
Diferentes logos de Facebook.

Facebook sigue agudizando su crisis vinculada a la protección de datos. El gigante de internet, golpeado por el escándalo de la consultora Cambridge Analytica, se enfrenta ahora a una nueva polémica relacionada con el uso de su tecnología de reconocimiento facial. Un juez federal en California (EE UU) ha dictaminado que la red social deberá enfrentarse a una demanda colectiva por haber utilizado datos biométricos de los usuarios sin su consentimiento explícito. Un hecho que podría acarrearle una multa millonaria.

Se trata, dice la BBC, del sistema que usa Facebook para identificar a las personas que aparecen en las fotografías sin que estas lo sepan. “Esas sugerencias de etiquetas son capaces de reconocer a los amigos en la red social de algunos contactos en fotos que fueron publicadas”, añade la cadena, que detalla que este sistema de reconocimiento facial fue lanzado por Facebook en 2011 y permite adivinar quién está en las fotos según una base de datos de caras que almacena en su memoria.

Según la demanda colectiva, esta tecnología viola las leyes de privacidad del Estado de Illinois. La demanda plantea multas de hasta 5.000 dólares por cada vez que se haya usado la imagen facial de un usuario sin su permiso desde 2011. Facebook ha asegura que la denuncia no tiene peso y que la combatirá de manera contundente.

Por otro lado, la red social ha admitido otro hecho que ha desatado la polémica. Ha reconocido que recopila datos de internautas que no tienen cuenta en la red social. “Cuando una persona visita un sitio o aplicación que utiliza nuestros servicios, recibimos información incluso si ha cerrado la sesión o no tiene una cuenta de Facebook”, ha explicado el director de Gestión de Producto de Facebook, David Baser.

Como ha aclarado Baser, muchos sitios web y aplicaciones usan los servicios de la compañía para que sus contenidos y anuncios sean más atractivos y relevantes, servicios como los botones Me gusta y Compartir, o Facebook Login, que permite usar su cuenta de Facebook para iniciar sesión en otro sitio web o aplicación.

“Muchas compañías ofrecen este tipo de servicios y, como Facebook, también obtienen información de las aplicaciones y los sitios que las usan”, ha afirmado Baser, al tiempo que ha apuntado que Twitter, Pinterest y LinkedIn tienen botones Like y Share. “De hecho, la mayoría de los sitios web y aplicaciones envían la misma información a otras compañías cada vez que las visitas”, ha remachado.

Sobre qué tipo de datos obtiene Facebook de estos sitios web y aplicaciones, el director de Gestión de Producto ha detallado que estas empresas les envían información para “mejorar el contenido y los anuncios”.

El directivo ha destacado que la política de privacidad explica “en detalle” lo que la compañía hace con la información que recibe, principalmente, proporcionar sus servicios a estas webs o aplicaciones; mejorar la seguridad en Facebook y sus propios productos y servicios. “No vendemos los datos de las personas”, ha subrayado.

Normas