Los supermercados piden igualdad de condiciones para competir con Amazon

La patronal Asedas pide normas a nivel europeo que rijan la venta online

Estas suponen el 1% de los ingresos totales de las cadenas del sector

Una consumidora realiza su compra en un supermercado
Una consumidora realiza su compra en un supermercado

Asedas, la patronal que representa los intereses de cerca del 67% de la superficie de distribución de alimentación en España, entre ellos los establecimientos de Mercadona o Dia, pide un marco normativo a nivel europeo que permita que las cadenas físicas que venden online “compitan en igualdad de condiciones” que las que solo lo hacen a través de internet, como Amazon.

Así lo reclama su director general, Ignacio García Magarzo, sumándose a las últimas peticiones de Anged, la patronal de las grandes superficies, o del presidente de El Corte Inglés, Dimas Gimeno. Según estos, las plataformas de venta online gozan de ventajas fiscales o comerciales que vulneran la libre competencia. “En Europa se ha potenciado el comercio online para acabar con las trabas a la circulación de bienes. Pero los operadores que se han hecho fuertes ni siquiera son europeos”, apunta García Margazo, quien advierte un cambio de enfoque porparte de los organismos europeos:

“Han empezado a tomar conciencia de que todos, europeos y no europeos, deben competir con las mismas reglas”. En las últimas semanas, la Comisión Europea ha planteado establecer impuesto del 3% sobre los ingresos reales que las compañías tecnológicas generan en cada país, que elevaría de forma considerable la factura fiscal que ahora pagan plataformas como Amazon.

El comercio electrónico es hoy una preocupación para las cadenas de distribución, también para las que tienen en la alimentación su principal negocio. Asedas presentó ayer la segunda edición del Estudio sobre E-Commerce y Gran Consumo, elaborado junto a la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Complutense de Madrid.En él se constata el mayor uso del canal online para comprar alimentos, aunque en la gran mayoría se trata de comida envasada. El 60% de los encuestados para el informe solo compra alimentos frescos en tiendas físicas, y deja para internet los productos más pesados.

Las ventas online suponen el 1% de los ingresos de estas cadenas, de media. “Seguirá creciendo de una forma importante, pero tendrá que ser en base a tres ejes: sostenibilidad económica, sobre todo en lo relativo a gastos de envío; social, para que no solo llegue a núcleos urbanos; y medioambiental, para que el incremento de envíos no genere impactos en movilidad o emisiones”, describe García Magarzo.

Un 17% más de ventas por internet en 2017

Por debajo de la media. Según los últimos datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), las cadenas de supermercados y alimentación ingresaron 432 millones entre enero y septiembre del año pasado, un 17% más que un año antes, mientras que el conjunto del comercio electrónico español creció un 25%.

Normas