Goirigolzarri considera “clave” mejorar el valor de la acción de Bankia

El banquero se compromete a que el banco sea “el mejor de España en 2020”

La plantilla reclama mejores condiciones laborales ante el último ERE

El presidente del Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, durante su intervención en la junta general de accionistas de Bankia.
El presidente del Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, durante su intervención en la junta general de accionistas de Bankia. EFE

Las juntas de accionistas de Bankia son cada vez más relajadas para sus responsables, que ayer anunciaron ante sus titulares un cambio de etapa para la entidad. Pese a ello, su acción no logra remontar. El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, de hecho, admitió que las acciones de la entidad “no están tiendo una evolución positiva” este año, por lo que mejorar su valor es un tema “clave”. La entidad cerró el martes a 3,72 euros por título, con una subida del 0,59% en la jornada, aunque un año antes su precio era de 4,19 euros.

El banquero apuntó, no obstante, que con una “visión amplia” en el tiempo se demuestra que es una “excelente opción” y que su evolución es “claramente mejor que la media del sector bancario europeo”. “Yo personalmente tengo una fuerte inversión en Bankia y estoy convencido de que es una excelente inversión”, respondió a varios accionistas durante la octava junta de accionistas que se celebra en el Palacio de Congresos de Valencia. 

Según explicó, el bajo valor de la acción se debe “posiblemente a factores técnicos”, ya que el precio en Bankia está “profundamente relacionado con la evolución de tipos de interés” y además la evolución del sector bancario en general tampoco está siendo positiva. Puntualizó, sin embargo, que “hoy los analistas están de acuerdo en que el crecimiento de potencial de nuestra acción es superior al de otros bancos”. En la junta 15 accionistas (entre ellos representantes de la plantilla) tomaron la palabra, en parte para pedir la igualdad de género en los puestos directivos. Para cumplir con estas expectativas, el banquero comentó ante los asistentes a la junta el plan estratégico 2018-2020, así como a la fusión con BMN, que espera que “generen valor para sus accionistas durante los próximos tres años”.

El banquero también aprovechó el entorno para declarar a los accionistas que Bankia prevé seguir independiente, ya que “no tiene prevista ninguna posible fusión”.

Goirigolzarri se comprometió ante los accionistas y clientes (el FROB tiene el 61% de su capital) a convertir a Bankia en tres años en “el mejor banco de España” en solvencia, eficiencia y rentabilidad, y sobre todo en responsabilidad. Apuesta por un modelo de gestión responsable, explicó el presidente de la entidad. “El proyecto de Bankia se basa en la determinación de que ningún resultado, ningún objetivo, puede justificar la transgresión de nuestros principios y valores”, añadió.

El presidente explicó que la entidad comienza ahora “una nueva etapa de crecimiento” con el objetivo de “ser el mejor banco de España” en 2020. Es decir, el más rentable, eficiente y solvente entre las grandes entidades del país, con una calidad de servicio excelente.

 Para ello, Bankia apuesta por un modelo de gestión responsable, que se fundamenta en cuatro pilares: excelente gobierno corporativo, equipos comprometidos, clientes satisfechos y la aportación y el compromiso de la entidad con la sociedad española.

 “Para que los resultados financieros sean sostenibles, debemos conseguirlos con una atención excelente a todos los stakeholders” o grupos de interés con los que se relaciona el banco, como clientes, accionistas, profesionales, proveedores y la propia sociedad, incidió el presidente del banco en su intervención ante la junta general de accionistas, en la que aseguró que “este modelo de gestión debe conducirnos al liderazgo en términos de eficiencia, rentabilidad y solvencia”.

Hay que recordar que Bruselas ha eliminado ya los límites que tenía Bankia para operar como el resto de las entidades como condición a haber recibido 22.424 millones de euros, a los que hay que sumar otros 1.600 millones de BMN. Eso sí, el banco aún no ha devuelto las ayudas al contribuyente, con excepción de 2.800 millones de euros que se encuentran en el balance de su matriz BFA.

Goirigolzarri ha anunciado a los accionistas que recibirán “una cantidad superior a los 2.500 millones de euros” mediante dos vías: el dividendo ordinario en efectivo, con un payout (porcentaje de beneficios que se reparte) entre el 45% y el 50%, y la distribución del exceso de capital que se genere por encima del 12% CET1 fully loaded. Esta remuneración está incluida en el plan estratégico que ha presentado 2018-2020.

“Para ponerlo en perspectiva, estos 2.500 millones de euros suponen el 20% del valor de capitalización actual de Bankia”, ha comentó Goirigolzarri.

“El proyecto de Bankia se basa en la determinación de que ningún resultado, ningún objetivo, puede justificar la transgresión de nuestros principios y valores”, ha añadido.

Contar con un gobierno corporativo excelente que “mantenga los más altos estándares” en esta materia es clave, porque “no es posible construir un proyecto empresarial que sea sostenible en el tiempo si no se basa en un excelente gobierno corporativo”, defendió.

En este sentido, Goirigolzarri citó que Bankia cuenta con la más alta calificación dada por la agencia de proxy más importante del mundo, ISS, “y nuestro objetivo es mantenerla en el horizonte del Plan Estratégico”.

El presidente del banco informó de que se han revisado las diversas políticas corporativas, además del propio sistema de gobierno corporativo, para incluir las recomendaciones más recientes en la materia. Entre ellas, destacó la recomendación 14 del Código de Buen Gobierno, que promueve el objetivo de que en el año 2020 el número de consejeras represente, al menos, el 30% del total de miembros del consejo de administración. Con ello, “Bankia cumpliría todas las recomendaciones del código de buen gobierno que le son de aplicación”.

Otro punto del modelo de gestión responsable es “mantener nuestro foco en la satisfacción de nuestros clientes”. “Los clientes están en el centro del plan estratégico, son la base de nuestro negocio y la justificación del proyecto”, ha comentado.

 Goirigolzarri también destacó que, “el índice de satisfacción de la clientela ha pasado del 80% al 90%”, en el último año, “conseguimos incrementar de manera muy significativa la tendencia de captación de nuevos clientes”.

 El objetivo de Bankia para 2020 es aumentar en 400.000 el número de clientes particulares, un 5% más, e incrementar sus niveles de satisfacción hasta el 92%.

 Mientras, en el mundo de las empresas, las metas fijadas son elevar un 20% el número de clientes y mantener el alto grado de satisfacción actual, que en este segmento de negocio alcanza el 95%.

 Goirigolzarri detalló que otro de los objetivos que se marca la entidad en su modelo de gestión es profundizar en el concepto de ‘digitalización responsable’, “en el que la privacidad y una adecuada gestión de los datos de los clientes sea nuestra máxima referencia”.

La tercera columna en la que descansa el modelo de‘Gestión Responsable de Bankia es su aportación y compromiso con la sociedad española, con el objetivo de dar respuesta a los principales retos a los que ésta se enfrenta, que son, principalmente, el desempleo y el medioambiente.

 El presidente de la entidad citó en su intervención el esfuerzo realizado por el empleo y la educación desde la Fundación por la Formación Dual, creada en 2016 y que tiene en la formación profesional su principal foco de atención.

El cuarto pilar del modelo de Gestión Responsablee Bankia se basa en contar con equipos comprometidos con un proyecto profesional meritocrático y con los valores del banco.

 Goirigolzarri ha añadido que ser el mejor banco de España pasa por declinar todos y cada uno de estos pilares en los que se basa el modelo de ‘Gestión Responsable’ de Bankia, ya que “es la mejor manera de alcanzar el reconocimiento social, que es la base para crear valor y, por tanto, para poder contribuir a la devolución de ayudas”.

Aseguró que el proceso de integración con BMN está “muy avanzado”, tras firmar el acuerdo con los sindicatos para realizar el ajuste de plantilla, cambiar la marca, dar por prácticamente concluido el cierre de oficinas anunciado con la fusión y llevar a cabo la integración de las plataformas informáticas.

Puso de relieve la “enorme complejidad técnica y humana” que supone el proceso de integración de sistemas llevada a cabo. Desde el punto de vista técnico, explicó que se han instalado más de 22.000 dispositivos en oficinas por sustitución de, por ejemplo, 4.250 PC o 3.200 escáneres y tabletas, y que se han intercambiado 67.000 ficheros correspondientes a la información de más de 1,7 millones de clientes con nueve millones de contratos".

El consejero delegado de la entidad, José Sevilla, señaló durante su intervención en la junta que el pasado ejercicio “se caracterizó por un fuerte dinamismo comercial”, fruto del posicionamiento lanzado por el banco en el que “el cliente es el centro de nuestra actuación y su atención personalizada nuestra prioridad”.

De esta forma, explicó que a lo largo de 2017 la entidad “aumentó su base de clientes en 158.000 personas, captamos 107.000 nuevas nóminas y crecimos de forma muy significativa en tarjetas de crédito y terminales punto de venta”.

En el turno de la intervención de los accionistas varios representantes de la plantilla decidieron tomar la palabra. Los sindicatos centraron sus críticas en la necesidad de mejorar las condiciones de la plantilla y en desarrollar contratos de relevo, reconocer la experiencia de los veteranos y abordar la sobrecarga de los empleados tanto en formación como en volumen de trabajo.

Retos

Objetivos. Bankia quiere captar 400.000 clientes hasta 2020 e incrementar su grado de satisfacción hasta el 92%. Prevé ganar 1.300 millones en 2020, el 63% más que en 2017, lograr una eficiencia del 45%, una ratio de solvencia CET1 fully loaded del 12%, un ROE del 10,8% y repartir un dividendo de 2.500 millones. Prevé una inversión superior a 1.000 millones de euros en tecnología, la mitad dedicada a la digitalización.

Dividendo 2017. La junta aprobó todos los puntos del orden del día, como el reparto de hasta 340 millones en dividendos, un 7% más que hace un año,

Consejo. Bankia contará con cuatro mujeres en su consejo en 2020, lo que representa el 30 % del total. Ahora hay una.

Normas