Cómo invierten en empresas los mejores 'business angels'

Emprendedores y grandes mecenas identifican cómo tener éxito a la hora de invertir en 'startups'

Además de tener capacidad financiera es necesario querer mejorar la sociedad

Cómo invierten en empresas los mejores 'business angels'
GETTY IMAGES

Financiar startups no es solo una opción económicamente interesante para mecenas con grandes patrimonios. También es una manera de invertir en las futuras generaciones, de crear cambios positivos en la sociedad y de estar a la última en conocimiento tecnológico. Pero no es un negocio apto para aquellos con aversión al riesgo, y es que apenas una de cada diez empresas emprendedoras llega a tener éxito.

Para convertirse en un gran business ángel o padrino inversor hace falta saber elegir bien en qué sectores y proyectos invertir, rodearse de otros mecenas que tengan un gran conocimiento, diversificar en varios proyectos de inversores y, sobre todo, tener suerte y estar dispuesto a perder. Todas estas son algunas de las principales ideas que se compartieron este viernes en la sexta edición del Foro La Zagaleta, celebrado en la exclusiva urbanización del mismo nombre, situada al norte de Marbella (Málaga) y a la que asistieron numerosos empresarios y altos ejecutivos internacionales. La Zagaleta, que ocupa 900 hectáreas, es, según sus dueños, la urbanización más lujosa de Europa, con mansiones valoradas en hasta 25 millones de euros.

“Si le tienen miedo al fracaso, olvídense de invertir en startups”, señaló sin rodeos Peter Jungen, uno de los business angels alemanes más influyentes, retomando el dato mencionado por Oswald Grübel, presidente de La Zagaleta, respecto a que solo un 10% de las startups consiguen convertirse en negocios fructíferos. Y es que la decisión de querer invertir en empresas en nacimiento, innovadoras y con gran potencial de crecimiento no puede basarse, según opinaron varios de los ponentes, en una mera cuestión económica.

“No se trata solo de dinero, se trata de que emprendedores de éxito transfieran conocimientos hacia las nuevas generaciones”, prosiguió Peter Jungen. Una idea también fundamental para Candace Johnson, una exitosa empresaria de 66 años y una de las fundadoras en la década de los ochenta del SES/Astra, el primer sistema de satélites privados en Europa. “Como decía mi padre, si no invertimos en la próxima generación, tendremos una generación perdida”, apuntó, y añadió que ser business angel es “la mejor manera de traer cambios positivos en el mundo”.

Esta americana que preside el European Business Angel Network explicó que los mecenas no solo aportan financiación a proyectos prometedores, sino también experiencia, consejos, contactos y publicidad de cara al resto del mercado. “Como dicen en Ernst & Young, aportar capital sin el respaldo de un mentor, es un capital perdido”, zanjó.

También hay que tomarse este tipo de inversiones como un proyecto a largo plazo: las empresas que consiguen tener éxito empiezan a dar rendimientos positivos al cabo de unos seis o incluso diez años, indicó Brian Cohen, presidente de New York Angels y uno de los fundadores de Pinterest. A cambio, explicó, la labor de mecenas permite “tener acceso a mentes jóvenes privilegiadas y es la mejor manera de estar permanentemente al día de los nuevos avances tecnológicos”.

Expuestos los riesgos, pero también las oportunidades, Brian Cohen y Peter Jungen enunciaron algunos consejos para llegar a ser un business angel de éxito. Lo primero, contaron, es saber identificar bien los proyectos que realmente merezcan la pena. “No se trata de que alguien tenga una buen idea”, dijo Jungen, y prosiguió: “Eso es lo fácil, lo difícil es saber ejecutarla bien”. Lo siguiente es que los emprendedores formen un gran equipo de trabajo, con liderazgo y visión de futuro. “Yo siempre les pido a los creadores que visualicen a qué gran empresa quieren vender su idea cuando valga mucho dinero”.

Pero también es fundamental, según estos expertos, rodearse de otras personas con gran experiencia en la materia e invertir de manera conjunta: “Es importante ser parte de un grupo, operar con otros business angels y no de manera individual”.

Otro aspecto clave, enunciaron los ponentes, es diversificar las startups en las que se decide inyectar financiación: “Como en cualquier otro negocio, cuanto más grande sea la cartera de inversión, mayores serán las oportunidades de ganancia”, continuó Brian Cohen, a la vez que añadió que también hay que creer realmente en el proyecto, lo que supone algo de “pasión e irracionalidad”. Lo piensa también Candace Johnson: “Hay que pensar a lo grande, mi proyecto espacial salió adelante en los ochenta gracias a que un inversor creyó firmemente en la idea, y eso que muchos se rieron de nosotros”.

Las startups que intentan probar suerte tienen todas un común denominador: son proyectos tecnológicos que buscan dar respuesta a un problema de manera innovadora. Y entre la ingente cantidad de ideas y proyectos ahí fuera, Bernardo Hernández, uno de los directivos españoles más influyentes, compartió con la audiencia las últimas tendencias en innovación y los modelos de negocio en los que los inversores deben poner el ojo: el desarrollo de nuevos softwares, la inteligencia artificial y el comercio online.

Hernández, que fue uno de los creadores de Idealista.com, el mayor portal inmobiliario de España, adelantó que los avances logrados en los sistemas de software en los últimos años van a revolucionar la tecnología: “Antes había que programar los ordenadores con algoritmos para que supieran desempeñar una función. Eso ha cambiado, hemos pasado de operar con algoritmos determinísticos a unos probabilísticos”. Esa es la base, indicó, de la inteligencia artificial con la que los ordenadores ya aprenden solos sin necesidad de entrenamiento. Eso es aplicable a proyectos que usen el reconocimiento de voz, la robótica, los coches eléctricos, y un larguísimo etcétera.

Este empresario, que también ha ostentado cargos directivos en Google y Yahoo, apuntó otro dato a tener en cuenta para invertir en negocios futuros: “El 90% de las personas en Europa están conectadas a internet y solo el 17% compra online”. Según él, la diferencia entre estas dos magnitudes se debía, hasta ahora, a un problema de logística, pero empresas como Amazon han revolucionado el mundo de la paquetería, y los drones, dijo, tienen un papel muy relevante que jugar en el futuro.

Otro de los ámbitos en plena ebullición y a los que los grandes patrimonios no deberían perder de vista, según defendió Carlos Domingo, fundador de Dubai Angel Investors, es la tecnología blockchain, que ha supuesto una revolución de los medios de pago tradicionales. Ante una audiencia donde casi la mitad reconoció tener inversiones en criptomonedas, Domingo contó que en términos de penetración y madurez, las divisas virtuales se encontraban en la actualidad “como con internet en 1995, cuando solo un 1% de la población lo usaba”.

Pese a que, según él, muchas personas todavía son escépticas, aseguró que el algoritmo del blockchain, tremendamente complejo, permitirá “sustituir los bancos centrales y desintermediar por completo los sistemas de pago”, lo que obligará a los bancos a transformar el papel que ejercen hoy día. Ya lo predijo, indicó Carlos Domingo, el Nobel de Economía Milton Friedman, cuando allá por 1996 vaticinó que internet tendría un efecto totalmente disruptivo sobre nuestra manera de entender el dinero.

Normas