Escolano asegura que la banca española concede crédito a tipos "muy competitivos"

Pide poner fecha a la creación de un fondo de garantía de depósitos europeo

La JUR y el BCE discrepan sobre las vías para financiar la resolución bancaria

El ministro de Economía, Román Escolano
El ministro de Economía, Román Escolano ©GTRESONLINE

Ha quedado patente. El Banco Central Europeo (BCE) y la Junta Única de Resolución (JUR) difieren en varias cuestiones, como en las herramientas de financiación de resolución de los bancos europeos. Pese a todo, defienden una rápida constitución de la Unión Bancaria y, sobre todo, de un fondo de garantía de depósitos también europeo. Las diferencias entre los dos organismos europeos no es nueva, aunque pocas veces se había escenificado en público. En esta ocasión el escenario ha sido el Banco de España repleto de expertos y autoridades.

Una de las principales diferencias que han demostrado ambos organismos es en las herramientas de liquidez para salvar los depósitos en un banco en resolución. La presidenta de la Junta Unica de Resolución (JUR), Elke König, subrayado ayer la necesidad de instaurar un instrumento que dote de liquidez a las entidades en proceso de resolución.

Para König, el Mecanismo Único de Resolución está enfocado en solventar problemas de solvencia de las entidades, pero no de liquidez, causa, como se explicó, por la que cayó en un día Banco Popular. König reclamó así a las autoridades, entre ellas al Banco Central Europeo (BCE), a “abordar” esta cuestión.

“El tema que debemos abordar es la financiación de las resoluciones bancarias (...) El marco de resolución está enfocado a afrontar problemas de solvencia, pero no de liquidez”, insistió König, quien a su vez defendió que la Unión Bancaria garantice que los bancos puedan “fracasar”. Y como ejemplo, citó el caso de Banco Popular, primero y único que ha estrenado el sistema de resolución. En la caída de Popular, dijo, se tuvo la “suerte” de que el sistema español era sólido y líquido, ya que fue adquirido inmediatamente por Santander.

Durante su intervención en una mesa redonda organizada por el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco de España en Madrid (en la que también participaron el subgobernador, Javier Alonso y el miembro del consejo ejecutivo del BCE, Yves Mersch), König defendió, no obstante, que la resolución de Popular demostró que el mecanismo es “adecuado”, ya que no afectó a la estabilidad financiera. Cree, de hecho, que cualquier resolución no debería afectar al resto de las entidades de un país o europeas.

Ante esta cuestión, Mersch insistió en que el mandado del BCE es dirigir la política monetaria de la zona euro, por lo que subrayó tajantemente “no podemos vernos obligados a financiar la resolución de las entidades”. El subgobernador del Banco de España también es favorable a resolver los problemas de liquidez en caso de resolución. Además, reclamó incrementar el tamaño del Fondo Único de Resolución (FUR), cuya dotación, que aportarán los bancos europeos, está previsto que alcance los 55.000 millones de euros en 2023. Alonso cree, como König, que este dinero no es suficiente en el caso de que quiebre un gran banco. pero sólo la presidenta de la JUR fue explícita al defender recurrir al BCE, aunque la propuesta fue rechaza por Merch.

El subgobernador como König, y como después hizo el ministro de Economía, Román Escolano, instaron a las autoridades pertinentes a instaurar el Fondo de Garantía de Depósitos Europeo lo antes posible.

Román Escolano aprovechó para destacar que tras el proceso de reestructuración y saneamiento de la banca española, el sistema financiero es “más rentable, competitivo y eficiente”, a la vez que ofrece créditos a tipos “muy competitivos”. Durante su intervención en la clausura de la jornada Spain: From Recovery to Resilience, Escolano indicó que España ha tenido que hacer frente a una de las peores crisis financieras en “décadas”.

Recordó que se ha combatiendo los problemas con la puesta en marcha de medidas que “no han sido sencillas de adoptar”, pero que, tras un proceso “ambicioso” de capitalización, reestructuración y saneamiento, se ha configurado un sector bancario “más rentable, competitivo y eficiente”, y que ahora ofrece créditos a tipos de interés “muy competitivos”.

Ante este reforzamiento de la banca y de otros retos, el ministro opinó que España es un país “capaz de afrontar importantes adversidades”, razón por la que está en una posición “positiva” para contribuir al debate sobre el futuro de la UE, ya que sus reformas “pueden servir de referencia para abordar los desafíos que afronta la UE en general y especialmente la eurozona”. Advirtió que ninguna coyuntura dura “indefinidamente”, sino que “tarde o temprano la UE tendrá que hacer frente a algún shock”, pero aún la Unión Monetaria está “incompleta” y “carece de instrumentos”.

Sobre el fondo de garantía de depósitos europeo insistió en la necesidad de su pronta creación para que los depósitos de los clientes gocen del mismo nivel de protección con independencia del país donde se localicen y para romper definitivamente con el “círculo vicioso” bancario y de riesgo soberano. Pidió que en el consejo europeo de junio se fijen fechas.


La JUR defiende el derecho de los accionistas de Popular a demandar

Caso Popular. La presidenta de la JUR reconoció que los afectados por la resolución de Banco Popular están “en su derecho a interponer demandas ante los tribunales. Tenemos un montón de litigios, pero cabía esperar que fuera así”, declaró König, que también pidió armonizar la legislación de insolvencia en Europa.

Unión Bancaria. Los responsables de la JUR, Economía, el Banco de España, y sobre todo del BCE, han defendido, como es lógico, la creación de la Unión Bancaria.

Unión fiscal. El titular de Economía también ha instado a crear una unión fiscal, y ha agradecido el trabajo del FMI en relación al futuro de la unión económica y monetaria. En su opinión, el BEI puede desemepeñar un papel destacado como proveedor para la banca privada y así dinamizar los volúmenes de inversiones. “España siempre ha considerado que el proceso de compartición de riesgos debe avanzar en paralelo al de reducción de riesgos”, declaró Escolano.

Normas