ABA English y el MIT aplican la inteligencia artificial al aprendizaje de idiomas

Lanzan un test para evaluar el nivel de inglés de los usuarios con ayuda de Alexa

El asistente virtual de Amazon personaliza la prueba y amplia los momentos de aprendizaje

Imagen de una academia de idiomas
Imagen de una academia de idiomas

La escuela de inglés online ABA English y el Instituto Tecnológico de Massachussets (MIT, por sus siglas en inglés) han echado mano de la inteligencia artificial para avanzar en el aprendizaje de idiomas. Ambas entidades han desarrollado conjuntamente un test de inglés que interactúa conversacionalmente con el usuario a través de Alexa, el asistente virtual de Amazon. Dicho test permite evaluar el nivel de inglés mediante el reconocimiento vocal del conocido asistente, que se espera que esté disponible en España a finales de este año.

También hace posible ampliar los momentos de aprendizaje con la práctica del listening y speaking, “pues permite que cualquier persona pueda hacer ejercicios de inglés interactuando verbalmente con Alexa mientras hace otras actividades, como cocinar o hacer deporte”, explica a Cincodías Maria Perillo, Chief Learning Officer de ABA English.

El desarrollo de la solución ha corrido a cargo de desarrolladores del MIT Auto-Id Lab y de lingüistas del laboratorio de I+D de la escuela de inglés online. El test, que evalúa el nivel de inglés simulando una conversación entre humanos, ya está disponible gratuitamente en su versión beta en la tienda Amazon de todo el mundo para el altavoz Alexa Echo Show, que incluye una pantalla de 7,4 pulgadas.

El test es adaptativo y va mejorando con el uso. Se adecúa al nivel que detecta en el usuario, y está diseñado para recoger también información sobre el perfil del alumno, sus intereses y sus motivos para aprender inglés. “Es un avance importante que permite la inteligencia artificial; es un primer paso hacia la personalización de contenidos en el aprendizaje del inglés, una tendencia creciente en el sector de la enseñanza online. Y esto es posible porque cada vez que el usuario responde a una pregunta de perfil, este entra en otra ruta de nuevas preguntas de nivel y de perfil que se ajustan a sus intereses y preferencias”, añade Perillo, que asegura que cuanto más se utilice el test más adecuadas serán las preguntas a cada usuario gracias al machine learning (aprendizaje automático). “Alexa es como un profesor virtual, aprende de ti y te dice cuál es tu nivel de partida, entiende tus debilidades y fortalezas, e incluso te dice cuál es el mejor horario para aprender inglés para ti. Además, el dispositivo de Amazon Echo nos permite utilizar vídeos para contextualizar diálogos”.

La responsable de ABA English confía en el “gran potencial” de la inteligencia artificial en el aprendizaje de idiomas. En su opinión, aunque Alexa es realmente una máquina, con la personalización que se logra en el test, el usuario tiene la sensación de que está manteniendo una conversación más que respondiendo a unas preguntas y que está interactuando con un profesor de ABA English en vez de con una máquina. “El test va cambiando, vamos añadiendo preguntas, es algo vivo. De aquí a un año hará cosas que ahora no podemos ni imaginar”, continúa Perillo, que admite que el sistema actual no es capaz de entender las ironías o el humor habituales cuando se habla un idioma, “pero iremos haciendo avances”.

La forma de funcionar del test es muy sencilla. Se activa con la voz, al igual que cualquier otra acción en Alexa, simplemente diciendo en inglés “Alexa, start english test”. A partir de ahí, hay una breve introducción que cuenta el propio asistente virtual, con quien se interactúa mediante la voz todo el tiempo. Alexa, que cuenta ya con 15 millones de usuarios en EE UU, lee cada pregunta (ahora hay 2 por ruta y están añadiendo otras 20 más) y sus posibles respuestas y el usuario debe qué opción de las que ofrece es la correcta, además de leer la respuesta completa.

“Durante el test el usuario no sabe si está respondiendo correctamente a las preguntas, para evitar desánimos y abandonos antes de completar la evaluación. Y si la persona responde incorrectamente a un cierto número de preguntas de nivel, su evaluación queda restringida (sin que lo detecte) a preguntas dentro del nivel en el que falló y a las del nivel inferior”, continúa Perillo. Al final del test, Alexa comunica el nivel de inglés al que le corresponde estudiar al alumno. El curso de ABA English se basa en seis niveles que equivalen a A1-C1 del marco común de europeo de referencia (MCER).

“Este test de inglés es un proyecto revolucionario, la puerta hacia una nueva manera de entender y construir el aprendizaje online”, destaca Perillo, que resalta que Alexa, que está destinado a ser utilizado en un espacio abierto, lejos del ordenador o del móvil mientras realizas otras acciones, amplifica los momentos de aprendizaje. Las posibilidades de personalización son impresionantes”, dice. ABA English ha contado para el proyecto con la colaboración del MIT Auto-Id Lab, dirigido por el español Brian Subirana, ingeniero y doctor en inteligencia artificial, y profesor en el MIT y en Harvard.

Normas