Los valores pequeños se alzan como las estrellas del año en la Bolsa española

El Ibex Small Cap sube un 11% en el año frente a las caídas del 4,4% del selectivo

El impulso del PIB y de la demanda justifican estos ascensos

Ibex Ampliar foto

El primer trimestre de 2018 no ha sido para tirar cohetes. A pesar de que enero comenzó con aire renovado en la renta variable gracias a la aprobación de la reforma fiscal de Donald Trump, a finales de ese mes no tardaron en aparecer los cisnes negros. Las expectativas de una subida de tipos acelerada para combatir la inflación sumado a la política arancelaria de la Administración estadounidense y la corrección desatada en el sector tecnológico fueron ingredientes suficientes para que las principales Bolsas mundiales saldaran el trimestre con caídas.

El Ibex 35 no fue una excepción a esta tendencia y firmó su peor inicio de año desde 2016 al registrar una caída del 4,42%. Pero como muchas firmas de análisis afirman, no todo en la Bolsa española es Ibex. En este contexto de pérdidas generalizadas una vez más el índice de cotizadas de pequeña capitalización ha vuelto a batir las expectativas y se convierte en la excepción no solo de la renta variable española, sino de la europea con una revalorización del 11%.

El potencial de los pequeños valores es una de las ideas de inversión que más fuerza ha cobrado en los últimos años. Las firmas de análisis señalan que en un contexto de fuerte crecimiento de la economía española como el actual –en 2017 el PIB repuntó un 3,1% y las previsiones del Ejecutivo auguran alzas del 2,7%– los valores que integran el índice de referencia no son reflejo de la realidad que vive el país. Por contra, el comportamiento de las pequeñas empresas se caracteriza no solo por su mayor resistencia a los momentos de incertidumbre, sino también por su capacidad de batir al Ibex 35 en épocas de prosperidad económica.

Las compañías que integran los índices de menor capitalización cuentan con un marcado perfil cíclico que recogen en su cotización el impulso de la demanda y del sector servicios e industrial. Mientras el Small Cap brilla con luz propia, el Ibex Medium Cap consigue mitigar, pero no borrar, las caídas del selectivo, y retrocede un 1,4% en lo que va de año.

El desempeño logrado por el índice de pequeña capitalización es una excepción no solo dentro de la renta variable española, sino también a nivel europeo. El Cac Small cede un 1,37% frente al descenso del 2,73% del Cac 40; el Euro Stoxx Europe Small 200 cae un 2,72% en comparación a las pérdidas del 4% del Euro Stoxx y el FTSE Small Cap corrige un 5,39% frente al descenso del 8,21% del índice de referencia de la Bolsa británica.

Los expertos avisan, no obstante, que aunque estos valores ofrecen unas rentabilidades atractivas hay que tener en cuenta que no todo vale. La selección se convierte en una estrategia clave para evitar sobresaltos y aquí las firmas que dispongan de un rasgo diferencial, negocios que funcionan así como cotizadas poco apalancadas son la estrella. Los expertos aconsejan mirar con lupa el endeudamiento de estas empresas pues a diferencia de los grandes valores su capacidad de negociación con los acreedores y de acceder al mercado de capitales es muy limitada. Esto se completa con una inversión a largo a plazo, pues se trata de cotizadas menos maduras que van teniendo retornos atractivos conforme crecen.

Los fondos sacan partida de estas subidas

Los gestores de fondos son conscientes del buen comportamiento de los valores de pequeña capitalización y como ya ocurriera el año pasado, los que mejor comportamiento vienen registrando este 2018 son aquellos que optan por una inversión diversificada con una exposición destacada a valores de tamaño reducido. Gesconsult Renta Variable (5%), Mediolanum Small & Mid Caps España (4,7%) y Metavalor (3,6%), fondos caracterizados por contar con una posición destacada en valores pequeños y medianos, encabezan el ranking.

La mala evolución de pesos pesados del Ibex 35 como Inditex, que cae un 12,45% en el año, o Telefónica, cuyas acciones están estancadas en los ocho euros, impiden al selectivo salir de los mínimos de 2017. A esto se suma el peso de la banca y las energéticas, dos sectores castigados por los tipos de interés y la incertidumbre regulatoria. En el Ibex Small Cap destacan las subidas de Solaria (163%), Ercros (48,7%), Ezentis (30%) o Europac (25%).

Normas