Segunda condena en España a la pena de prisión permanente revisable

El acusado asesinó a una víctima “especialmente vulnerable”

Segunda condena en España a la pena de prisión permanente revisable

Segunda en condena en España a la pena de prisión permanente revisable. La Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife la ha dictado contra un joven de 24 años que asesinó en enero de 2016 un hombre de 66, al que el jurado popular encontró culpable.La resolución, dictada por la magistrada Lucía Machado, declara probado que acusado acudió al domicilio de su víctima con la intención de acabar con su vida. Una vez allí, “le asestó puñaladas y golpes con diversos objetos hasta causarle la muerte por la grave pérdida de sangre”.

Alevosía y ensañamiento

La sentencia subraya la especial crueldad con la que el condenado se ensañó con el anciano. “Se presentó en su casa de forma y, de forma sorpresiva e inesperada, se abalanzó sobre él portando un cuchillo y empujándolo hasta el final del pasillo, lo que provocó que cayera al suelo y quedara tumbado boca arriba”, describe el texto.

Tras ello, continúa la resolución, le propinó más de 30 puñaladas con el cuchillo que llevaba “y otros que cogió de la vivienda, clavándoselos en el abdomen, el tórax y el cuello” y le propinó “numerosos golpes en la cara con objetos contundentes” (un palo, una figura de cerámica, una figura de un perro y una piedra). Con todo ello, apunta el texto, el acusado sabía que “le sometía a padecimientos innecesarios o sufrimientos más intensos que los precisos para causarle la muerte con el único propósito de aumentar de manera deliberada e inhumana su sufrimiento antes de que muriese”.

El fallo considera al acusado culpable de asesinato con alevosía y ensañamiento sobre una víctima especialmente vulnerable, circunstancia que conlleva la aplicación de la prisión permanente revisable.

Para conocer cómo determinar la pena de cada delito, pinche aquí.

Normas