Los conseguidores de El Corte Inglés

Trabajan en el Observatorio de Tendencias, donde se crea una colección de moda

Los señores llevarán trajes holgados; las mujeres, vestidos de flores con pantalón vaquero

María Luisa Requena y José Ángel Usero, en el Observatorio de Tendencias de El Corte Inglés.
María Luisa Requena y José Ángel Usero, en el Observatorio de Tendencias de El Corte Inglés.

Todo el mundo en el edificio del antiguo Induyco los conoce como “los conseguidores”. Y son ellos el punto de partida donde se genera y se custodia toda la información sobre moda y tendencias en El Corte Inglés. Trabajan juntos desde hace varios años en el Observatorio de Tendencias, un departamento que lleva abierto cuatro décadas y que surgió en 1977 como servicio documental de la empresa, que en ese momento realizaba las producciones textiles del grupo español de distribución. En aquella época no había internet, ni redes sociales, ni alta tecnología. Lo recuerda bien María Luisa Requena, quien desde hace más de tres décadas trabaja en este departamento, siendo la primera coordinadora de moda de El Corte Inglés. “Seguíamos las tendencias a través de publicaciones de moda nacional e internacional, libros, manuales y catálogos. Este material era valioso y difícil de encontrar, por lo que la empresa decidió crear un servicio que aglutinara toda esta información”, explica Requena. Su labor consiste en facilitar el trabajo a todos los departamentos de la compañía.

El ambiente es relajado. Hay silencio y más de 3.100 libros, catalogados en los anaqueles de estanterías de una madera con el brillo de un buen envejecimiento. Allí se concentra la historia de la moda, del diseño y de los grandes modistos de la historia, como Balenciaga o Valentino, además de ediciones especiales que sirven de inspiración a la hora de crear un diseño o marcar tendencia, como volúmenes de arte, sociología, botánica, patronaje, bordados o tejidos. “Disponemos de todo el material que se necesita para crear las colecciones, en las que siempre tiene que haber consenso entre lo que quiere el diseñador, que se ocupa de la parte creativa, y el comprador, que es el que materializa la colección”, comenta José Ángel Usero, quien define el trabajo de ambos colectivos de complementarios, ya que uno diseña y el otro es el que analiza hasta dónde se va a llegar con una tendencia, sopesando los riesgos que puede conllevar.

Sobre la mesa, varios libros de tendencias traídos de Francia o de Italia, con los posibles colores y tejidos que se verán en la calle en la primavera y verano de 2019. “Hemos de brindar con anticipación todo el colorido del mercado, todo lo que va a ser el verano del año próximo, pero con una continuidad de lo que hay ahora”, añade Requena, que apunta a una vuelta del traje de chaqueta, “aunque no va a ser fácil venderlos, debido a la casualización que existe; pero qué menos que tener una chaqueta o un pantalón, y que cada uno lo adapte a su estilo”.

Los conseguidores de El Corte Inglés

Hoy día, se mezcla lo masculino y lo femenino, “vamos a un mundo diverso estéticamente hablando, a la reinterpretación de la prendas”, afirma Usero, que tiene claro que el hombre va hacia prendas oversize (amplias), que le proporcionen comodidad, a la vez que incorpora rayas a los trajes, nuevas tonalidades como el rosa o el amarillo, o el pantalón del chándal a su vestuario, eso sí, en diversos tejidos, como la cazadora perfecto en tweed de cuadros o una gabardina confeccionada en felpa. También llega lo que califica la experta en tendencias como logotización, el camino que ya han emprendido marcas como Adidas, Kappa o Benetton.

Una de las tareas de ambos profesionales es visitar las principales ferias de moda, como Première Vision Paris, donde María Luisa Requena es jurado y a la que acuden los productores de tejidos, “es la raíz, donde comienza todo, en los materiales, es allí donde acuden todos los diseñadores buscando la tendencia que les va a salvar la temporada”. También asisten a Pitti Uomo, en Florencia, a Milano Unica o a la Fashion Week de Copenhague. De esta última han traído una rompedora tendencia: las mujeres con vestidos de flores y pantalón vaquero. Y es el denim el tejido que se sigue reinventando, como el camuflaje y la mancha de animal, que perviven.

Normas