Infraestructuras

De la Serna avanza, sin fechas, que habrá AVE entre Barajas y Chamartín

Aena invertirá 1.570 millones hasta 2026 en ampliar el aeropuerto madrileño

La capacidad pasará de 70 a 80 millones de pasajeros

El  ministro de Fomento, Iñigo de la Serna.
El ministro de Fomento, Iñigo de la Serna.

 El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha comprometido esta mañana la llegada del AVE al aeropuerto de Barajas, un proyecto "que aún no está maduro" y en el que trabajan Renfe, Adif, Aena y los técnicos del Ministerio. El enlace con Madrid se realizará desde la estación de Chamartín y es probable que sea la Terminal 4, en la que opera Iberia, el punto de llegada.

 Esta demandada conexión está aún sin fecha de licitación ni presupuesto aproximado, por lo que se ha dejado fuera del Plan Director 2017-2021 para el aeropuerto de Barajas, presentado esta mañana por el ministro. Las inversiones anunciadas, y que serán realizadas por Aena con cargo a las tarifas, alcanzan los 1.570 millones.

 El objetivo principal es elevar la capacidad del hub madrileño de 70 millones de pasajeros a 80 millones. "Ha crecido la entrada de viajeros internacionales y, con ellos, ha cambiado la flota, con aviones más grandes", ha explicado De la Serna. Aena espera un fuerte incremento del tráfico y se trata de adaptar las principales infraestructuras para atender el nuevo boom.

Barajas atendió en 2017 a 53,4 millones de pasajeros, lo que supuso un alza del 5,9% respecro a 2016. De la Serna se ha referido a las tasas "enormemente competitivas de Aena" como imán para el nuevo tráfico y asegura que Barajas se consolidará como punto de conexión principal entre América Latina y Europa.

En una primera fase, hasta 2021, habrá 530 millones para la remodelación de las terminales 1, 2 y 3 (234 millones), que ya fueron integradas como hub de Air Europa. También se construirán plataformas de estacionamiento de aviones en remoto por 54 millones y se abrirá una estación de autobuses en la T4 por 8 millones.

 Ya entre 2022 y 2026 llega el grueso de la inversión, con 1.041 millones, y actuaciones centradas en la T4 y su satélite, inauguradas en 2006 tras1.800 millones de inversión. Ahora se trata de dotar a la terminal con 85.000 metros cuadrados de nueva superficie, lo que implica un inccremento del 20% y actuaciones por 345 millones, mientras la terminal satélite ganará 50.000 metros cuadrados con obras por 295 millones.

 El plan de El Prat

El mes pasado el ministro De la Serna ya anunció inversiones por 1.929 millones de euros hasta 2026 en los aeropuertos de Barcelona y Girona. El principal proyecto en El Prat será el de la construcción de una terminal satélite de la actual T-1, que estará enfocada a vuelos intercontinentales. Esta contará con puertas de embarque para 17 aviones.

El segundo mayor aeropuerto de la red de Aena se consolidará, de este modo, como hub para operaciones de larga distancia en competencia con Madrid-Barajas y el resto de grandes aeropuertos europeos. Su capacidad pasará de los 55 millones de pasajeros a 70 millones de usuarios. Al cierre de 2017 la cifra de pasajeros ha alcanzado los 47 millones.

Además, Fomento creará un sistema único con los aeropuertos de Barcelona y Girona, con lo que el segundo se convertiría de facto en área de expansión del primero. En Girona se ha proyectado una estación de AVE desde la que partirán trenes hacia el centro de la Ciudad Condal y el aeropuerto barcelonés.

Normas