La fuga de depósitos en Cataluña ascendió a 31.400 millones a finales de 2017

El saldo en esta comunidad autónoma ascendió a 153.335 millones a diciembre, la cifra más baja desde junio de 2006.

El dinero siguió huyendo en la recta final del año hacia otras regiones

Reloj de la fachada del Banco de España
Reloj de la fachada del Banco de España

La fuga de depósitos provocada tras el referéndum ilegal de independencia en Cataluña del pasado 1 de octubre ascendió a 31.400 millones de euros en el último trimestre de 2017, según los
datos actualizados del Banco de España.

El saldo de depósitos de clientes en las sucursales en Cataluña pasó de 184.734 millones a cierre de septiembre, justo antes del referéndum, a 153.335 millones a finales de 2017, la cifra más baja desde junio de 2006.

A pesar de que el Gobierno tomó el control de la Generalitat y se convocaron elecciones, el dinero siguió huyendo en la recta final de 2017 hacia otras regiones, aunque ello no quiere decir que saliera de las entidades, puesto que algunas ofrecieron a los clientes abrir cuentas
en las propias sucursales del banco en otras regiones.

Quizás por este traspaso de fondos, se produjo un aumento tan significativo del saldo de depósitos en otras comunidades autónomas, como en la Comunidad Valenciana, que sumó 7.217 millones en solo tres meses; Andalucía, 3.527 millones más o Aragón, 2.546 millones.

También crecieron los ahorros confiados a la banca en el País Vasco, 2.158 millones; Castilla y León, 999 millones; Galicia, 828 millones; Navarra, 778 millones; Castilla-La Mancha, 736 millones; Islas Canarias, 612 millones; Extremadura, 526 millones; La Rioja, 100 millones y Asturias,
71 millones.

Por el contrario, se redujo el saldo de depósitos de clientes en las sucursales de Cantabria, apenas 12 millones; Murcia, unos 78 millones; Baleares, 790 millones y Madrid, 8.024 millones.

Normas