González (BBVA): “No vamos a comprar redes de bancos”

El banquero asegura que en España "estamos posponiendo las cuestiones clave para nuestro futuro"

"Nuestro país lleva demasiado tiempo ocupado en problemas de ámbito local", afirma el ejecutivo

El presidente del BBVA, Francisco González, ha reclamado una nueva "arquitectura legal" que responda al nuevo orden económico y social para garantizar que la "enorme riqueza" que se está creando llegue "a todos los ciudadanos". Por otra parte, ha afirmado que 2018 va a ser un año
"mucho mejor" que 2017 para el banco, porque "nunca había visto a BBVA tan unido, comprometido y vibrante".

González también ha querido explicar a los accionistas que, pese a los rumores en BBVA  que "difícilmente vamos a comprar franquicias físicas, como hemos demostrado recientemente en España", como es el caso de Banco Popular. Su afirmación quiere aclarar las especulaciones de las últimas semanas que apuntaban a una posible fusión con Bankia, rumores impulsados por las declaraciones del presidente de este banco, José Ignacio Goirigolzarri, al Finantial Time, en las que hablaba de teóricos encajes de la entidad pública, y en las que destacaba BBVA.

El ejecutivo expuso que la revolución digital generará una competencia "muy dura" y que,
en ese proceso, "desaparecerán la inmensa mayoría de los bancos actuales". González se refirió a la actual coyuntura como la cuarta revolución industrial, en la que la tecnología permite hacer un "replanteamiento total" de la oferta y la demanda.

Considera que es la "fuerte regulación" del sector financiero, lo que está "frenando" a las grandes plataformas tecnológicas para lanzarse a la actividad bancaria, aunque están entrando "con fuerza" en sectores clave.

En este sentido, hizo referencia a que en China, Alibaba o Tencent "ya dominan los pagos" y algunos otros segmentos tradicionales de banca, a través de los ecosistemas de sus plataformas.
"Estamos viendo una fuerte tendencia a la convergencia de sectores y las fronteras entre las industrias se están borrando", añadió, para agregar que el banco ve esta situación no como una amenaza y sí como una "gran oportunidad".

El banquero también aprovechó para mandar otro mensaje a Gobierno y políticos. "Ahora hay que ponerse a trabajar con responsabilidad y valentía, pensando en el futuro de todos. Nuestro país lleva demasiado tiempo ocupado en problemas de ámbito local. Estamos posponiendo las cuestiones clave para nuestro futuro. Necesitamos un consenso amplio para promover una ambiciosa agenda de reformas. Reformas que sitúen a España como un país capaz de crecer y prosperar en un entorno cambiante, complejo y cada vez más competitivo. Un entorno que ofrece enormes oportunidades de crecimiento y bienestar al alcance de todos". Claros mensajes en referencia a Cataluña y a la falta de un consenso en el Gobierno que permita aprobar ciertas reformas pendientes.

González ha realizado estas manifestaciones con motivo de la Junta General de accionistas del banco que se celebra este viernes en el Palacio Euskalduna de Bilbao.

El presidente de la entidad ha señalado que 2017 ha sido un "gran año" para BBVA por dos motivos, uno de ellos por sus "muy buenos resultados financieros" y, por otra parte, y, a su juicio, más "importante", porque se ha avanzado "muchísimo" en el programa de transformación iniciado
por el banco hace algunos años.

Francisco González ha indicado que 2018 "va a ser todavía mucho mejor"  porque, según ha apuntado, "nunca ha visto a BBVA tan unido, tan comprometido y tan vibrante con un proyecto de transformación como éste".

El máximo responsable de la entidad ha asegurado que los números son "contundentes" y este año más del 50% de los clientes del banco en todo el mundo van a ser digitales y en España, en enero, el 42% de las ventas han sido digitales.

Ha presumido de que BBVA es el banco "más recomendado" por sus clientes en la mayor parte de los países en los que opera y la consultora Forrester ha señalado a la aplicación bancaria de BBVA como "la más importante del mundo" en banca móvil.

Por otra parte, González ha subrayado que se está viviendo un "momento de cambio científico y tecnológico sin precedentes en la historia", se está creando "muchísima riqueza" y existen "muchas plataformas enormes que están trabajando en distintas partes de lo que es el orden social de las personas".

En su opinión, de alguna forma, se está constituyendo un "nuevo orden económico y social" y la arquitectura legal, en este momento, "no responde a ese nuevo orden económico y social".

El banquero también declaró que BBVA "es, probablemente, más una compañía digital que un banco. No se trata solo de la tecnología. Se trata, sobre todo, de las personas, de los conocimientos y los valores, de la cultura".

Como también es habitual, en la junta varios accionistas tomaron la palabra para quejarse de la baja rentabilidad de la entidad. Además, los sindicatos se quejaron de la política laboral de la entidad, a lo que el banquero respondió que “es necesario hacer sacrificios a corto plazo en materia de empleo para tener un banco sólido y potente” en el futuro.

 

Dividendo aumentará como el beneficio

Venezuela. González destacó la capacidad de resistencia de los empleados con los que la entidad cuenta en Venezuela, que “no lo están pasando bien” y están “dando ejemplo” en una situación “nada agradable”.

Caruana al consejo. La junta aprobó el nombramiento del exgobernador del Banco de España y exdirector general del Banco de Pagos Internacionales, Jaime Caruana, como consejero independiente.

Contrato hipotecario. BBVA está “adaptando” sus contratos hipotecarios para incluir un “reparto individualizado y equitativo” de los gastos asociados a los préstamos para la adquisición de una vivienda, explicó en la junta de accionistas el secretario del consejo de administración, Domingo Armengol, quien respondió a las quejas de algunos accionistas por las cláusulas suelo. 

Dividendo. BBVA aumentará el dividendo que reparte “de la misma forma” que lo harán sus resultados durante los próximos años y lo repartirá al 100% en efectivo. Los repartos se harán en octubre y en abril. la distribución con cargo a 2017 se sitúa en 0,37 euros por acción, de los que 0,26 euros fueron en efectivo.

Normas