Ibercaja gana un 3,2% menos, tras bajar el 36% sus provisiones

La entidad ha restado 72 millones de su cuenta para costear su ERE

La institución presentará en dos semanas su nuevo plan estratégico

Víctor Iglesias, consejero delegado de Ibercaja
Víctor Iglesias, consejero delegado de Ibercaja

Ibercaja cerró el pasado ejercicio con un beneficio neto de 138,4 millones de euros, un 3,2% menos que el año anterior, pese a la caída en un 36,1% de las provisiones totales. Desde el inicio de la cuenta de resultados Ibercaja presenta datos negativos. Así, el margen de intereses cae un 1,1% como consecuencia, según explica la entidad, de los bajos tipos aún existentes y que presionan dicho margen.

Las comisiones suben un 7,7%, gracias al crecimiento de su negocio fuera de balance como fondos de inversión y pensiones, que compensa la caída del margen, e incluso el recorte en un 10% de los resultados por operaciones financieras. Otros resultados de explotación, que aportan 84 millones de euros, un 58,7% más que un año antes, consiguen que el margen bruto sume 1.164,2 millones de euros, un 3% más que en igual periodo del año anterior.

Pero es la partida de los gastos de explotación los que contribuyen a que la cuenta vuelva a crecimientos negativos. El pasado un año la entidad vio disparados sus gastos de explotación en un 10%, como consecuencia del expediente de regulación de empleo (ERE) que puso en marcha para reducir su plantilla y que le ha supuesto a Ibercaja un coste de 71,9 millones de euros. Esta cifra le permitirá disminuir hasta un 11% su estructura de gastos durante los próximos trimestres, explica la entidad.

El beneficio antes de impuestos, sin embargo, crece un 158,2%, hasta los 182,7 millones de euros, como consecuencia a las menores provisiones realizadas en 2017.

Durante el pasado ejercicio la entidad ha logrado recortar su saldo de activos problemáticos un 13,6%, con lo que el saldo de morosidad ha disminuido hasta el 7,7%, 125 puntos básicos menos que un año antes. Del conjunto de los activos improductivos, los adjudicados han disminuido en 159 millones de euros, un 9,2% menos.

La entidad, como ya lo han hecho Bankia, Banco Sabadell o Abanca, anunciará en los próximos días su nuevo plan estratégico para los próximos tres años. Ibercaja es una de las instituciones que cuentan con un mayor negocio fuera de balance, alrededor del 35%, ya que tiene más cuota en fondos y pensiones que la que le corresponde por tamaño.

Sus recursos de clientes totales administrados han alcanzado 57.008 millones de euros al finalizar 2017, 2.193 millones más que el año anterior, lo que supone un crecimiento del 4%.

Este comportamiento viene determinado, principalmente, por la gestión de activos y seguros de ahorro que avanzan 2.293 millones en el año, un 9,8% más, hasta los 25.678 millones de euros. El patrimonio en fondos de inversión de Ibercaja Gestión vuelve a registrar un nuevo récord en el año, incrementándose un 18,9 % hasta los 12.367 millones, cifra histórica para la gestora. Los saldos de ahorro a largo plazo en forma de planes de pensiones y seguros de vida crecen un 3,6% interanual, con un comportamiento muy similar en ambos bloques, hasta los 13.198 millones de euros, según la citada nota.

El ahorro a la vista ha experimentado un crecimiento del 16,9 hasta los 24.615 millones, representando ya el 79% de la base agregada de depósitos.

Normas