Tubacex volverá a los beneficios este año y abrirá una fábrica en EEUU

El grupo perdió 19,7 millones en 2017 por amortizaciones de su filial austriaca Sber

La industria vasca se diversificará hacia la aeronáutica y crecerá en India

Jesús Esmorís, consejero delegado de Tubacex.
Jesús Esmorís, consejero delegado de Tubacex.

"Dejamos atrás la peor crisis de la historia y miramos al futuro con optimismo y con la tranquilidad de haber hecho los deberes". Así de contundente se ha mostrado Jesús Esmorís, consejero delegado del fabricante de tubos sin soldadura Tubacex.

Esmorís prevé que la siderúrgica vasca vuelva a los beneficios en 2018, tras perder 19,7 millones el año anterior por amortizaciones del fondo comercial de su filial austriaca Sber valoradas en 23,4 millones, que han afectado al resultado pero no a la caja de la empresa. Para Esmorís, la compañía de Laudio-Llodio recuperará los niveles de negocio de 2014 y anteriores a la pasada crisis conómica. Ese ejercicio ganó 15 millones netos con unas ventas de 650 millones. La facturación de 2017 se mantuvo en el nivel de los 490,4 millones, con una ligera caída del 0,7% por las bajas cotizaciones del petróleo y el gas, lo que llevó a que muchas explotaciones de estas materias primas, que son clientes de Tubacex, operaran al mínimo de capacidad.

 Tubacex trasladará a su fábrica de India la producción de Sber de baja valor añadido y dejará en Austria los tubos de máxima calidad, con precios más elevados. El traslado supondrá supondrá un recorte de 500 empleos en Sber para dejar una plantilla de 300 trabajadores.

India es una de las apuestas de Tubacex. Allí invertirá 20 millones hasta 2020 para consolidar una facturación anual de 100 millones. Además, la estrategia de Esmorís y su equipo pasa por la diversificación a la industria aeronáutica. Por este motivo construirá una fábrica en Texas (Estados Unidos) para suministrar a Boeing y otros constructores de aeronaves. En Texas invertirá 25 millones.

El grupo realizará 500 despidos en su planta de Austria por el traslado de producción a India

El grupo tiene una cartera de pedidos en niveles récord, valorada en 700 millones. Para dar respuesta a esta carga de trabajo, sus fábricas de Laudio-Llodio y Amurrio, también en Álava, trabajan a tres turnos. Durante la pasada crisis, la empresa tuvo que realizar varios EREs y operar a solo un turno por el desplome del mercado.

En Irán ha comenzado su actividad industrial para dar respuesta a un proyecto de 500 millones, cuya financiación está garantizada al 100%.

Sobre la propuesta de Tubos Reunidos (TR), el otro fabricante nacional de tubos sin soldadura, de compartir costes en el área inicial de acería, Tubacex no ve sinergias porque su acería de Amurrio produce una palanquilla de acero inoxidable, que no utilizan ni TR ni el fabricante de aceros especiales Sidenor.

Normas