Merlin dobla su beneficio y repartirá un dividendo complementario

La compañía sube un 34% sus ingresos por rentas de inmuebles, hasta los 469 millones

Apostará por Portugal en su plan de inversiones

merlin properties
Ismael Clemente, consejero delegado de Merlin.

La principal socimi del Ibex 35 ya controla propiedades por valor de 11.254 millones de euros, un 15% más respecto al año pasado, según los resultados de 2017 presentados por Merlin a la CNMV este miércoles. Esta inmobiliaria participada por Santander cerró el ejercicio con unos ingresos de 484,3 millones, el 34% más.

El resultado neto recurrente (de negocio) de alcanzó los 289,2 millones y un resultado neto consolidado conforme a IFRS se duplicó, hasta los 1.100 millones de euros (que incluye la revalorización de activos).

Merlin Properties anunció la estimación de retribución al accionista esperada para 2018, que será de 50 céntimos por acción, un 9% mayor, en total 235 millones. Además comunicó un aumento del dividendo complementario pagadero en mayo de 26 céntimos por acción, lo que unido a los 20 céntimos ya repartidos a cuenta, arroja un total de 46 céntimos de retribución al accionista en el ejercicio de 2017, frente a los 40 céntimos repartidos con cargo al ejercicio anterior (un 15% más). Este dividendo complementario será abonado tras la aprobación en la junta General, en abril.

Sobre planes para el futuro, la compañía avanzó que seguirá con los planes de inversión en reformas de sus inmuebles, un rápido desarrollo de su cartera logística y centrará sus adquisiciones fundamentalmente en el mercado portugués, "mercado en claro ascenso y con oportunidades".

También desinvertirá con la salida a Bolsa de Testa Residencial, compañía de la que controla un 17%, obtendrá un paquete del 1.7% de Aedas por el asesoramiento estratégico y venderá activos no estratégicos.

Respecto a la remuneración de los ejecutivos, Ismael Clemente, consejero delegado de Merlin, obtuvo una remuneración de 6,65 millones de euros, de los que 2,56 corresponden a pago en metálico (1,55 millones en variable) y el resto a opciones sobre acciones. La retribución fue 400.000 euros mayor que el año pasado. En el caso de Miguel Ollero, consejero y director general corporativo, la retribución fue de 6,4 millones de euros (3,9 millones en acciones).

Normas