‘Angry Birds’ puede salir barato a quien quiera meterlo en su gallinero

Los ingresos de Rovio para 2018 pueden ser iguales a los de 2017, en el mejor de los casos, o un 13% más bajos, en el peor

Personajes de 'Angry Birds'.
Personajes de 'Angry Birds'. REUTERS

Angry Birds es ese juego adictivo en el que hay que destruir edificios con catapultas. Unos estragos similares está sufriendo el valor de mercado de su desarrollador, Rovio, cuyos ingresos se están estancando. La capacidad de la compañía finlandesa de volar en solitario está cada vez más en duda.

Los inversores que compraron en la salida a Bolsa del pasado octubre tuvieron advertencias suficientes. En 2015, Rovio tuvo pérdidas, tras reducir sus ventas en un 10%. Según lo anunciado el pasado jueves, 2018 puede ser peor. Debido a la creciente competencia por atraer la atención de los jugadores, Rovio dijo que, en el mejor de los casos, los ingresos serán de 300 millones de euros, los mismos que el año pasado, y que en el peor podrían ser un 13% más bajos. Antes, los analistas preveían un aumento de las ganancias. La diferencia entre el peor escenario de Rovio y el pronóstico previo de los analistas es de 77 millones. Mientras, la reducción a la mitad del valor de mercado de Rovio, el pasado jueves, equivale a 181 millones de ingresos menos.

Una de las mayores preocupaciones es que Rovio tiene demasiados huevos en la misma cesta. Grupos más grandes, como Ubisoft, están más diversificados. Eso permite que el flujo de caja sea menos volátil, el coste del capital más reducido, y que las costosas inversiones en nuevos juegos y tecnología alcancen a un mayor número de jugadores.

Rovio dice que invertir en tecnología basada en la nube, con la que los jugadores no están obligados a descargar o actualizar juegos, dará un margen de beneficio operativo en 2018 de entre un 9% y un 11%, inferior a los pronósticos de los analistas, del 14.5%.

King Digital, rival de Rovio y conocido por Candy Crush, fue adquirida en 2015 por Activision Blizzard a un precio inferior al de salida a Bolsa y por un valor implícito de 2,4 veces las ventas esperadas ese año. Rovio cotiza a menos de la mitad de ese múltiplo, y puede ser una ganga para cualquiera lo suficientemente valiente como para meter a Angry Birds en su gallinero.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Elisa Castillo Nieto, es responsabilidad de CincoDías.

Normas