Adolfo Domínguez actualizará la marca para recuperar clientes

La empresa busca atraer a jóvenes y "los clientes que dejaron a la compañía"

Adriana Domínguez reconoce los problemas que hubo para encontrar un director general

Adriana Domínguez, directora general de Adolfo Domínguez.
Adriana Domínguez, directora general de Adolfo Domínguez.

Adriana Domínguez, hija de Adolfo Domínguez, tiene por objetivo relanzar la compañía textil gallega tras los años de crisis que ha vivido. La directiva asumió el verano pasado la dirección general de la empresa, con la meta de recuperar el terreno perdido en ventas —todavía un 45% inferior a sus mejores datos—, atrayendo a “los clientes que nos dejaron”.

“La clave está en actualizar nuestro modelo”, aseguró ayer Adriana Domínguez en el ciclo de empresa familiar organizado por Esade y Deloitte. “En la moda hay un envejecimiento y un desgaste, teníamos que llegar al punto de ruptura”, aseguró en referencia a la crisis que llevó a la empresa a un recorte importante en número de tiendas y en ventas. “Lo que nos hizo triunfar en el pasado fue ser disruptivos y eso se puede volver a hacer”.

Sin embargo, la directiva puso límites a la actualización del modelo de negocio de la compañía. “No haremos ropa normal básica bajo ningún concepto ni apostaremos por la moda de usar y tirar”, señaló Domínguez. “Queremos apostar por la durabilidad”, subrayó.

La ejecutiva reconoció que se han vivido momentos difíciles en la compañía en los últimos años. “Buscamos la profesionalización de la empresa y se optó por un director que no fuera de la familia que lo intentara reflotar, pero lamentablemente no funcionó”. Domínguez aseguró, sin citar directamente al frustrado fichaje de Costas Antimissaris como consejero delegado, que tras eso hubo “dificultades” para atraer a un gestor externo. “Pedían una compensación desproporcionada por la situación de la empresa”, añadió, explicando que aquella situación llevó a su nombramiento.

La directiva avanzó que la empresa está desarrollando un nuevo plan estratégico que recoja los nuevos objetivos de la firma con sede en Ourense. Aunque no señaló aspectos concretos del documento, señaló que en el plano internacional México será el país con la apuesta “más fuerte” y subrayó que se estudiará la estrategia en otros mercados como Japón o Irán, con el objetivo de que sean rentables para el grupo.

Normas