Fomento trabaja ya en la llegada del AVE a Barajas

Representantes de Aena, Adif y Renfe mantuvieron ayer una reunión para estudiar opciones

El ministerio diseña la ampliación de la estación madrileña de Atocha con Rafael Moneo

AVE
El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, antes de emprender viaje a Barcelona en AVE con motivo del X aniversario de la línea de alta velocidad entre Madrid y Barcelona. EFE

El Ministerio de Fomento y Renfe han celebrado esta mañana el décimo aniversario del servicio de AVE entre Madrid y Barcelona prácticamente con la misma discreción con que fue inaugurada la línea un 20 de febrero de 2008. En el tren con salida a las 7,20 horas de la estación madrileña de Atocha ha viajado el ministro Íñigo de la Serna, quien ha destacado el "efecto positivo" de un AVE que ha multiplicado por seis el número de usuarios en este corredor.

 Durante un encuentro con periodistas, De la Serna ha hablado de planes a futuro y entre los distintos proyectos comienza a caminar el del enlace del aeropuerto madrileño de Barajas con el tren de alta velocidad.

 Durante toda la tarde de ayer se celebró una reunion entre representantes de Aena, Adif y Renfe en busca de soluciones para un enlace largamente demandado por aerolineas que, como Iberia, conectan Madrid con América y Asia. El AVE serviría de alimentador de tráfico, pero no está claro si llegaría a la T4, donde tiene su 'hub' la citada Iberia, o lo haría a las terminales 1, 2 y 3, desde donde opera Air Europa.

 El Ministerio tambien proyecta "una importante inversión" en la remodelación de la estación de AVE de Atocha, centro neurálgico en Madrid de la red de alta velocidad. Esta obra sería liderada por el arquitecto Rafael Moneo. De la Serna también prevé inversión en Chamartín, una vez sea aprobada la operación urbanística Castellana Norte, y en las estaciones de AVE en Barcelona, donde se busca mayor capacidad.

 Respecto a las conexiones internacionales, el titular de Fomento ha reclamado una decisión política en Francia en favor del corredor Atlántico y, con él, el enlace de Burdeos con Irún. El país vecino tiene paralizadas las inversiones en alta velocidad, hecho que ha motivado la queja del Gobierno español a la Comisión Europea.

 Mejor parecen ir las relaciones con Portugal, país con el que se prevé tener hasta tres conexiones operativas en 2020 para mercancías y tren convencional, tal y como urge la CE. El país vecino ya frenó cualquier proyecto de alta velocidad en el inicio de su profunda crisis económica.

 10 años del AVE Madrid-Barcelona

 La línea de alta velocidad con mayor demanda en España, la Madrid-Barcelona, ha transportado 85 millones de pasajeros en estos diez años, 11,2 millones de ellos en 2017. La cuota de mercado del AVE frente al avión, con el que pelea cliente a cliente desde su arranque, es del 61%. En este último ejercicio tanto Iberia, con la remodelación del Puente Aéreo, como la propia Renfe, han estado afilando sus propuestas comerciales en esta ruta de negocios.

 En puertas de la liberalización del transporte de pasajeros en tren, fijada para 2020, Renfe tiene anunciado para dentro de un año el lanzamiento del servicio de alta velocidad y bajo coste EVA. Este partirá con precios medios de 60 euros por trayecto, con un 25% de rebaja respecto a las actuales tarifas del AVE. Se trata, según Renfe, de captar un millón de nuevos clientes en el corredor Madrid-Barcelona, y probar medidas de eficiencia en la alta velocidad que serían instauradas en el resto de la red.

 "Debemos anticiparnos a lo que creemos que será la oferta de los comperidores privados", ha remarcado De la Serna respecto al sentido del nuevo EVA. El trazado de 621 kilómetros que enlaza las dos principales ciudades españolas tuvo un presupuesto de adjudicación de 7.325 millones, resultando un coste final que rozó los 9.000 millones tras un 31% de desviación, según reveló un informe de 2014 elaborado por el Tribunal de Cuentas. De esta última cifra resulta un coste por kilómetro de 14,4 millones de euros.

 Fomento ha destacado esta mañana un ahorro por externalides de 1.319 millones si se evalúa en términos económicos el impacto de la línea sobre el cambio climático, la contaminación y tasa de accidentes.

 

Normas