La CNMV pone en cuarentena a firmas de financiación colectiva

Emite un listado de sociedades sin licencia y que no figuran en el registro del supervisor

Incluye a sociedades de negociación de criptodivisas y de crowdlending

crowdlending
El presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, Sebastián Albella.

La agencia de calificación de riesgos Standard & Poor´s ha publicado este lunes un informe subrayando la necesidad de regular las criptodivisas para evitar que sean un instrumento puramente especulativo.

En paralelo, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) creó ayer un nuevo listado de entidades en cuarentena, que sin ser consideradas “chiringuitos financieros” objeto de advertencia, recoge firmas que no cuentan con autorización para operar, ni figuran en el registro del supervisor del mercado.

La lista incluye un buen número de compañías relacionadas con la negociación con criptodivisas pero también firmas de financiación colectiva, el llamado crowdlending. Se da la circunstancia de que la CNMV apenas lleva año y medio concediendo licencias para este nuevo sector, que apenas han logrado dos decenas de sociedades, y ya se señala la falta de autorización de dos.

Una es Comunitae, que según fuentes de la firma se encuentra sin actividad ninguna y en proceso de liquidación después de un episodio de fraude en el que han denunciado al responsable de riesgos de la compañía por aceptar operaciones de financiación a compañías que utilizaban facturas falsas.

La otra es Loanbook, que se encuentra analizando su inclusión en este nuevo listado. Ambas optaron en su día a las licencias concedidas por la CNMV para el crowdlending. Desde Comunitae aseveran, sin embargo, que el Banco de España consideró que no era factible darles una autorización para la actividad que desempeñaban financiando a empresas a partir de las facturas emitidas dado que este no es el objeto de las licencias diseñadas para plataformas de financiación colaborativa.

“Desde ese momento, y junto con otras plataformas, hemos estado en conversaciones con Tesoro y CNMV para ampliar el alcance de la regulación en materia de PFP e incluir otras plataformas que, como LoanBook, habían quedado fuera de la norma. A este respecto, esperamos que estos cambios sean anunciados durante 2018”, asevera James Buckland, fundador y consejero de LoanBook. La compañía ha solicitado audiencia a la CNMV para aclarar su aparición en la nueva hoja de firmas sin licencia y esperan que su modelo de negocio sea reconocido en España con la normalidad que se entiende a nivel comunitario.

De momento, a la falta de permiso se le suma ahora la inclusión en el nuevo listado de compañías sospechosas del regulador, lo que amenaza con sacar a estas firmas del mercado.

Normas