exportacion pymes

¿Pyme exportadora? Cuidado con la volatilidad en la cotización euro - dólar

Ante los vaivenes del cambio es recomendable planificar todos los pagos y cobros al extranjero y tener un buen seguro del tipo de cambio

Cerca del 50% de las exportaciones que realizan las empresas españolas se hacen fuera de la zona euro, según datos aportados por Ebury, empresa especializada en pagos internacionales e intercambio de divisas. En la mayoría de las ocasiones, la moneda predominante en estos mercados es el dólar, que en los últimos tiempos está viviendo una situación de inestabilidad que afecta a los resultados económicos de las pymes exportadoras.

En lo que llevamos de año, el euro se ha revalorizado un 3%, cotiza de media a 1,23 dólares; es una situación que afecta negativamente y las pymes exportadoras, porque esta revisión al alza eleva el precio general de productos y servicios, perjudicando las operaciones en el mercado internacional.

Si eres una empresa exportadora y operas con dólares, ¿qué hacer para evitar llevarte sorpresas en tus previsiones de cobros e ingresos? Desde Ebury, la fintech especializada en pagos internacionales e intercambio de divisas, su director, Duarte Líbano recomienda cubrirse ante el riesgo de una subida o bajada repentina del valor dólar-euro mediante “una buena planificación de los pagos y cobros que debe realizar a lo largo del ejercicio y tratar de proyectar la máxima previsión sobre el tipo de cambio antes de cerrar los acuerdos, usando instrumentos financieros como los seguros de tipos de cambio”.

En opinión de Líbano, “es más inteligente intentar asegurar el margen mínimo de las operaciones, cumplir el presupuesto y tratar de lograr una previsión cierta el tipo de cambio, que intentar sacar partido de los momentos de volatilidad”.

Y es que, desde la experta en operaciones internacionales prevén que el fenómeno de la volatilidad del dólar se mantendrá varios meses más. Prueba de ello es que en enero de este año el euro tuvo un récord histórico de revalorización desconocido desde hacía tres años. Además, acumula una apreciación próxima al 15% desde enero de enero de 2017, prácticamente en el mismo rango que las principales monedas globales frente a la divisa norteamericana.

Operaciones seguras

Pese a que esta situación de ‘aguas revueltas’ en los mercados internacionales puede servir para que algunas empresas traten de obtener los mayores beneficios en operaciones de compra/venta, en el caso de las pymes es mucho más recomendable cerrar operaciones seguras, ya que estas empresas de volumen intermedio no pueden aprovecharse de esta coyuntura, al no disponer de estructuras deslocalizadas en países con menores costes de producción, y que servirían para revertir los resultados de una operación de compra-venta internacional que saliese en negativo por un cambio repentino en la cotización de la moneda.

Normas
Entra en EL PAÍS