Santander multiplica por ocho el número de usuarios de su agregador en siete meses: así funciona

El banco se anticipa a la nueva norma europea de servicios de pago

La entidad dispone de más de 250.000 clientes que usan esta herramienta

Ana Botín, presidenta de Santander
Ana Botín, presidenta de Santander

El banco que preside Ana Botín está en máxima promoción de su campaña Digilosofía. Y dentro de esta estrategia ha potenciado una herramienta que permite ver toda la información financiera del cliente en otros bancos en una misma pantalla. Se denomina Money Plan y es una precursora de los servicios que se ofrecerán bajo la segunda edición de la directiva sobre medios de pago (PSD, por sus siglas en inglés).

La aplicación ha multiplicado por ocho su número de usuarios, hasta superar los 250.000 desde que se facilitó su acceso a través de la aplicación de la propia entidad financiera, a mediados del año pasado. La aplicación data de meses antes: la primera versión fue lanzada en 2016 pero sin promocionarla desde Santander.

La aplicación está disponible exclusivamente para los clientes de Santander y permite acceder a las cuentas de cualquier otra entidad financiera, si bien es necesario introducir las claves de banca electrónica de la entidad cuya información se quiere agregar.

Money Plan no funciona bajo el estándar de PSD2, pero sí está diseñado para él. “Es un producto pensado para PSD2 y para cuando estén activos los interfaces de programación de aplicaciones (API, por sus siglas en inglés) que la normativa va a introducir”, señalan desde el banco. Así, una vez que se hayan desarrollado todos los estándares técnicos y la norma esté plenamente operativa quedará revocada la necesidad de introducir las claves para acceder a las cuentas a través de internet: bastará con introducir el número de cuenta. El cliente, eso sí, deberá autorizar a ese agregador para que pueda extraer la información.

“PSD2 se presenta como un mundo de nuevas oportunidades para la banca, y Santander está dispuesto a liderarlo con proyectos actuales como Money Plan y proyectos futuros, mejorando las capacidades de nuestras herramientas para dar mejores servicios a los clientes”, añaden desde Santander.

La normativa europea supondrá una revolución para estos agregadores, que “proporcionan al usuario del servicio de pago información agregada en línea sobre una o varias cuentas”, según explica la norma europea. Esta ley todavía no ha sido traspuesta a la normativa española. La fecha en la que debía haber entrado en vigor PSD2 fue el pasado 13 de enero, pero el Ministerio de Economía concluyó su audiencia pública el día 16.

13
de enero fue la fecha de entrada en vigor de la directiva PSD2. España no ha traspuesto la norma europea; de hecho el periodo de audiencia pública finalizó el 16.

La diferencia del producto de Santander frente a otros agregadores, como Fintonic, Finect, Plaid, Kontomatik, Eurobits, Afterbanks, Yodlee o Mint, está en que los datos no son cedidos a terceros para fines comerciales y la seguridad es la que aplica un banco, señalan fuentes de la entidad.

Otras entidades financieras, como BBVA, CaixaBank, Bankia, Sabadell y Bankinter, están trabajando para ofrecer en las próximas semanas sistemas que permitan unificar las cuentas de otras entidades en una sola pantalla.

Money Plan ofrece principalmente dos funciones, explican fuentes de la entidad. Primera, la del análisis, la clasificación y posibles alertas de todos los gastos e ingresos del usuario. Y, segunda, agrega todas las cuentas que el usuario tenga en otros bancos en España.

Los agregadores permiten al usuario tener en todo momento una visión global e inmediata de su situación financiera: son herramientas de control. Con la información estos intermediarios podrán ofrecer servicios financieros específicos a cada cliente. El espacio de crecimiento es enorme.

Normas