La OMT prevé que el turismo mundial crecerá un 6% este año

Confirma que España fue el segundo destino más visitado en 2017

Constata la recuperación de llegadas a Turquía, Egipto y Túnez

Grupo de turistas en Madrid el pasado verano.
Grupo de turistas en Madrid el pasado verano.

Zurab Pololikashvili, secretario general de la Organización Mundial de Turismo (OMT), ha confirmado esta mañana lo que ya avanzó Mariano Rajoy la semana pasada en Roma: España recibió 82 millones de turistas extranjeros en 2017 y ha superado a EE UU como el segundo destino más visitado del mundo. A la espera de contar con datos oficiales, Pololikashvili ha asegurado que la llegada de viajeros creció un 7% en todo el mundo hasta los 1.322 millones de desplazamientos, lo que supone el ritmo más elevado de los últimos siete años, y que España sobresalió sobre el resto de destinos al incrementar las llegadas un 9%. De esta manera se convierte en el segundo país más visitado del mundo, solo por detrás de Francia, y el segundo en también por ingresos, tan solo superado por EE UU.

El secretario general de la OMT ha constatado que pese a que el mercado que más creció fue Europa, con un incremento del 8% respecto a los registros de 2016, el mayor cambio se ha producido con la recuperación de llegadas de Egipto (un 55% respecto a los niveles de 2016), competidor de España en temporada baja, y también en Turquía, uno de los diez mayores destinos del mundo de turismo vacacional. “La entrada de turistas en África y Oriente Medio creció un 8% y consolida la recuperación de 2016”, ha señalado.

Pololikashvili ha apuntado que las previsiones para este año son muy optimistas y apuntan a un crecimiento similar al de 2017, con una horquilla que oscila entre el 5% y el 6%. La recuperación económica y el repunte de viajes en mercados emergentes como Brasil o Rusia se encuentran detrás de este repunte.

Por regiones, Europa sigue siendo la más visitada, con 671 millones de viajeros, el 51% del total, aunque la asignatura pendiente sigue siendo el gasto, ya que solo concentró el 37% del desembolso mundial (447.000 millones de dólares). En el otro lado, los destinos de Asia recibieron la mitad de viajeros (324 millones) pero registraron el 30% de los ingresos (367.000 millones).

Normas