2018 CES
A crew hangs a Huawei advertising banner on the side of the Las Vegas Convention Center as workers prepare for the 2018 CES in Las Vegas, Nevada, U.S. January 5, 2018. REUTERS/Steve Marcus REUTERS

El Huawei Mate 10 Pro fracasa en Estados Unidos

El gran acuerdo de Huawei con AT&T se desvanece poco antes de su presentación en el CES de Las Vegas

2018 parecía ser el año de Huawei en Estados Unidos, en el que de una vez por todas el gigante asiático podría anunciar su entrada a gran escala en uno de los grandes mercados que le queda por conquistar, y tras el que lleva mucho tiempo. Pero nada más lejos de la realidad, a la firma china se le ha torcido por completo su acuerdo con la tercera operadora del mundo, AT&T, y ha visto cómo su acuerdo para distribuir el Huawei Mate 10 Pro con esta se ha ido al traste. De hecho ahora Huawei tendrá que improvisar de cara a la presentación que había preparado por todo lo alto para anunciar la llegada del Mate 10 Pro a la operadora en el CES de Las Vegas.

La desconfianza, posible causa del desencuentro

Esta no ha sido ni mucho menos la primera vez que Huawei ha intentado entrar por la puerta grande en Estados Unidos, porque la pequeña hace ya mucho tiempo que la atravesaron, vendiendo allí sus productos a pequeña escala. Sí, sus productos se distribuyen allí, pero la mejor forma de acabar con su anonimato en las ventas de aquel país sería precisamente este gran acuerdo con la operadora. Todo estaba preparado en el CES de Las Vegas para el gran anuncio de Huawei respecto de AT&T y el Mate 10 Pro, incluso con grandes lonas que muestran el terminal de la firma en el exterior del centro convenciones.

Huawei
Huawei está ahora más lejos que nunca del mercado estadounidense

Pero el acuerdo no ha terminado de cristalizarse en el último momento, y ahora desde Huawei van a tener que pensar muy bien lo que presentan en el CES sin que suene a segundo plato del malogrado anuncio principal. Según informa The Verge, la falta de acuerdo podría tener sus cimientos en la desconfianza que genera Huawei entre las autoridades de Estados Unidos. A pesar de ser el tercer fabricante de móviles del mundo, tras Apple y Samsung, la firma china ha conseguido gran parte de su negocio gracias a su política de precios bajos en infraestructuras.

Huawei es proveedora de equipos de comunicación en todo el mundo, y precisamente sobre este gran tejido de equipos alrededor del globo existen sospechas de que la firma poco a poco está tejiendo una gran red de comunicaciones a nivel mundial que podría servir de puerta trasera para la inteligencia China. Evidentemente esto es ponerse en el peor de los casos, pero parece que, como redundan las informaciones de The Verge o The Wall Street Journal, sería la verdadera razón tras la marcha atrás de AT&T en su acuerdo con Huawei.

De esta forma uno de los grandes anuncios que se iban a desvelar en el CES de La Vegas, la feria de electrónica de consumo más importante del planeta, se desvanece. Y deja a una Huawei completamente desconcertada y con una reputación muy dañada en su mercado más anhelado, como es el de Estados Unidos. Cada vez parece más lejano un acuerdo para que algún día sus móviles se vendan a gran escala en aquel país. Ahora tocará esperar para ver si Huawei recula en su estrategia de transparencia y se aleja del control del gobierno chino del que les acusan. O están dispuestos a pagar este alto precio para mantener esa presunta relación viva.

Normas