Sacyr se refuerza en EE UU con un nuevo contrato de 188 millones

Construirá una planta de residuos en Connecticut

El plan de negocio contempla aumentar su posición en dicho mercado

Manuel Manrique, presidente de Sacyr.
Manuel Manrique, presidente de Sacyr.

Sacyr se ha adjudicado el contrato de construcción y posterior explotación de una planta de tratamiento de residuos en Estados Unidos, un proyecto que supondrá una inversión de 226 millones de dólares (unos 188 millones de euros), según informó el grupo.

Se trata del segundo gran proyecto que la compañía que preside Manuel Manrique logra en el país, con el que da un paso en su actual plan de negocio, que contempla como uno de sus objetivos su entrada y consolidación en este mercado.

Sacyr se ha hecho con estos dos proyectos en Estados Unidos en alianza con Manhattan Construction Group, la firma local con la que Sacyr se asoció a finales de 2014 con el fin de desembarcar en el país.

El contrato logrado ahora supondrá el diseño, financiación, construcción y operación de una planta de tratamiento de residuos en Hartford, en el Estado de Connecticut. El proyecto abarca además la modernización de la actual incineradora, para mejorar su eficiencia.

Sacyr calcula que la posterior gestión de la planta una vez construida supondrá una cartera de ingresos de unos 3.500 millones de dólares (unos 2.923 millones de euros) para todo el periodo de la explotación.

La nueva instalación gestionará un tercio de los residuos de este Estado, dado que contará con capacidad para tratar unas 900.000 toneladas de residuos al año.

El primer contrato que Sacyr logró en Estados Unidos, también en alianza con Manhattan Construction, fue una planta de residuos, en este caso en Baltimore. Se trata de un ámbito de negocio donde la compañía asegura contar con una amplia experiencia dado que ya ha levantado medio centenar de este tipo de instalaciones.

Estados Unidos constituye un mercado estratégico para Sacyr en el que el grupo llevaba años buscando desembarcar y posicionarse con su negocio constructor.

De hecho, en su intervención en la última junta de accionistas de Sacyr, Manrique indicó que el grupo estaría incluso dispuesto a adquirir una constructora en Estados Unidos para crecer en este mercado, que considera estratégico y que estima presenta un destacado potencial de crecimiento gracias a su "ambicioso" plan de infraestructuras.

El presidente de la compañía indicó entonces que se trata de un país en el que es "más fácil" posicionarse mediante adquisiciones, si bien ya estaba pendiente de la eventual consecución de "cuatro o cinco proyectos".

Normas