Alibaba frena la compra de MoneyGram por el proteccionismo de EE UU

No pudo lograr la autoización del Comité de Inversiones Exteriores estadounidense

La operación rondaba los 730 millones de euros

MoneyGram
Local de MoneyGram en Viena.

La compañía china Ant Financial, del grupo Alibaba, ha renunciado a la compra de la estadounidense MoneyGram ante la imposibilidad de lograr la autorización del Comité de Inversiones Exteriores de Estados Unidos.

Las dos empresas anunciaron en un comunicado el fracaso de la operación, que formalmente era una fusión, aunque señalaron que seguirán cooperando en iniciativas conjuntas sobre operaciones de remesas y pagos digitales.

La operación se anunció el 27 de enero del año pasado, y por ella Ant Financial, dueña de la plataforma de pago Alipay y vinculada al gigante del comercio electrónico Alibaba, se hacía por 880 millones de dólares (unos 730 millones de euros) con la estadounidense MoneyGram, cuya marca se hubiera mantenido.

"La situación geopolítica ha cambiado considerablemente desde que anunciamos el acuerdo", señaló en un comunicado conjunto el consejero delegado de MoneyGram, Alex Holmes. "A pesar de nuestros mejores esfuerzos trabajando conjuntamente con el Gobierno de EEUU, ha quedado claro que el Comité de Inversiones Exteriores no aprobará esta fusión", reconoció Holmes.

Doug Feagin, presidente de Ant Financial International, dijo por su parte que, aunque su empresa "no tendrá la propiedad directa" de MoneyGram, el acuerdo de colaboración anunciado hoy supone sumar "un socio con capacidad global en el envío de remesas" a la plataforma de Ant.

El Comité de Inversiones Extranjeras de EEUU es un organismo que reúne a dieciséis departamentos y agencias del Gobierno de ese país para evaluar las implicaciones en la seguridad nacional de las inversiones procedente del extranjero en suelo estadounidense o viceversa.

Tras al anuncio de la cancelación de la operación, las acciones de MoneyGram, que cotizan en el mercado tecnológico Nasdaq, caían casi un 7 % en las operaciones electrónicas tras el cierre de los mercados en Estados Unidos.

MoneyGram es uno de los mayores proveedores de transferencias internacionales de dinero, mientras que Ant Financial Services Group es uno de los principales proveedores de servicios financieros digitales, dueña de la plataforma de pagos en línea Alipay.

El Gobierno chino no tardó en responder al fracaso de la operación, que se anunció en la madrugada de este miércoles, y pidió a EE UU que garantice "igualdad de condiciones y un entorno predecible" para que sus empresas puedan invertir y abrir negocios en ese país.

"Queremos trabajar con EE.UU. en el establecimiento del respeto y beneficio mutuos para avanzar en nuestra cooperación económica, porque sirve al interés de los dos países y los dos pueblos", afirmó hoy Geng Shuang, portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, en una rueda de prensa.

Geng insistió en que el Gobierno de China "siempre anima a sus empresas a que sigan las prácticas del mercado, las reglas internacionales y las leyes locales".

EE.UU. y Europa han acusado tradicionalmente a China de poner trabas a sus empresas cuando quieren hacer operaciones corporativas en este país, mientras que el Gobierno Chino reclama igualdad de condiciones para sus compañías en estas regiones.

Normas