Inditex Ampliar foto

Inditex, a mal tiempo buena cara

La correción de los últimos meses deja al valor con un importante potencial.

Los analistas alaban su disciplina en el control de gastos y su alto nivel de caja mientras que entre los riesgos destacan el impacto negativo de la forteleza del euro.

Los buenos resultados de los nueve primeros meses del año, los mejores registrados por la compañía en este período, presentados dos semanas antes de despedir el ejercicio, no fueron suficientes para salvar al valor en Bolsa. Y es que 2017 fue un mal año para Inditex, que perdió el 10,5%, frente a subidas del 2,3% y del 33,7% los dos años previos.

De cara a 2018, el consenso de analistas es positivo con el gigante textil gallego al que dan un potencial de alrededor del 20% en Bolsa y una recomendación media de compra. Pese a que el jueves perdió el cetro bursátil de la renta variable española frente a Santander, recuperó el liderazgo el viernes, con 92.250 millones de capitalización frente a 91.570.

“El valor se ha quedado rezagado al igual que otras cadenas retail. La principal amenaza a la que se enfrentan estas compañías es el tema de las ventas online y la competencia de los operadores puramente online”, explica Paula Sampedro, analista de Link Securities. No obstante, la experta de esta firma de análisis cree que Inditex se está defendiendo bastante bien en ese sentido. “Su estrategia de desarrollar su negocio online integrado con los establecimientos a pie de calle es muy acertada y le otorga una ventaja competitiva frente a los jugadores online puros”, valora Sampedro.

Precisamente este es uno de los aspectos destacados por Citi en su último informe sobre la compañía en el que valoraba las cuentas de los nueve primeros meses del año. “Resultados en línea con las previsiones”, dijo Citi después de que Inditex cerrara los nueve primeros meses del año con una facturación de 17.963 millones de euros, lo que supuso un 10% más que en el mismo período de un año antes.

“Seguimos considerando a Inditex como uno de los pocos beneficiarios del cambio del modelo de venta en tienda a la venta online ya que la canibalización es mínima”, recoge el banco de inversión que tiene al valor con consejo de compra y un precio objetivo de 38,5 euros, uno de los más elevados dentro del consenso de Reuters.

Esta no es la única fortaleza que ofrece la compañía, a juicio de los expertos. La calidad de su balance y su alto nivel de caja son otros de los factores a favor con los que cuenta Inditex. Victoria Torre, jefa de análisis y producto de Self Bank, explica que con el excedente de caja, la compañía puede mantener “bajo control el endeudamiento y tiene oportunidades de estar atento a oportunidades de crecimiento”. Posibles operaciones corporativas, lanzamiento de nuevas marcas, inversiones en nuevos locales e innovaciones tecnológicas son, a juicio de Torre, los destinos que podrían recibir ese exceso de caja.

Entre los elogios que recibe la firma por parte de los analistas está la diversificación de los mercados en los que opera y que le permite estar presente en mercados maduros, que le brindan una mayor estabilidad, y en mercados con mayor potencial futuro.

Al mercado también le seduce su atractiva política de retribución al accionista. Citi llama la atención sobre este aspecto. Estos expertos creen que la compañía podría mejorar el pay-out (porcentaje del beneficio destinado a dividendo) en el medio plazo. Según las previsiones de FactSet, el dividendo por acción de Inditex con cargo a los resultados de 2017 asciende a 0,73 euros brutos por acción. Esta cantidad sube a 0,82 euros en 2018.

Renta 4 Banco, que incluye a Inditex en su cartera modelo versátil de este año, destaca del grupo “el crecimiento tanto en ventas comparables como en espacio en tiendas (aperturas) que está siendo muy elevado, si bien parece moderarse en los últimos trimestres debido a la exigente comparativa”. En cuanto a los riesgos, Rodrigo García, de XTB, recuerda que la fuerte exposición en divisa extracomunitaria hace que la subida del euro le perjudique. “A la hora de consolidar sus resultados, el cambio a euro se hace a tipos mas altos. Por tanto, como todas las compañías con fuerte presencia internacional, la subida del euro ha perjudicado a Inditex”, explica el analista. Daniel Pingarrón, subdirector de AlphaValue Spain, recuerda que la compañía genera el 37% de sus ventas fuera de Europa por ello la subida del euro tampoco le ayuda. La casa de análisis tiene un precio objetivo de 30,7 euros, uno de los más bajos del consenso.

Otros de los riesgos que amenazan al valor está en el deterioro de ventas comparables, la climatología adversa y presión a la baja en márgenes.

Paula Sampedro, analista de Link Securities, añade que el valor está cotizando a unos multiplicadores ya “muy exigentes”. El per (número de veces que el beneficio está contenido en el precio de la acción) estimado para el ejercicio 2017 es de 28,8 veces mientras que el estimado para 2018 es de 26 veces.

Normas